Como hacer un DESINCRUSTANTE ANTICORROSIVO (2 de 2)

Por tanto: las embarcaciones fluviales y de ultramar, las locomotoras, las locomóviles y todos los medios de transporte y de producción de fuerza que estén obligados a proveerse de agua de alimentación o de enfriamiento en distintas zonas o regiones, deben precaverse contra estos peligros, empleando los recursos necesarios para evitar las incrustaciones; es decir, empleando los preparados contra las incrustaciones.

Desincrustantes:

Se da el nombre de desincrustantes, a preparados especiales destinados a prevenir y evitar las incrustaciones en las calderas de vapor, radiadores y conductos de agua, cuando en ellos se emplean aguas impuras. Existen en el comercio con distintos nombres y marcas, una serie de composiciones más o menos eficaces destinadas a este fin. Casi todas están basadas en los mismos principios, y sus componentes varían muy poco unos de otros, lo mismo que su aplicación. En las calderas de la marina inglesa se usaron patatas deshechas, arcilla, melaza, azúcar, terciada, aserrín, etc. Las patatas y la arcilla producen en el agua hirviendo, disoluciones gelatinosas que se combinan en parte con las tierras y sales precipitadas y en parte las aglomeran formando masas en suspensión. Estas substancias y otras afines, aunque resultaban eficaces en principio, tenían sus inconvenientes, habiéndose con el tiempo llegado a la preparación de productos más cómodos en el uso y de más eficiencia, como el preparado cuya fabricación vamos a explicar a continuación.

Cómo se fabrica un buen desincrustante:

Exponemos ahora los componentes y el proceso técnico de la fabricación de un producto desincrustante muy económico y similar en su eficacia a los de las mejores marcas que se encuentran actualmente en el comercio.

Los ingredientes necesarios se reducen a dos productos baratos y fáciles de conseguir: ellos son el tonino comercial y la soda cristal (carbonato de sodio cristalizado).

Fig.- Como hacer un DESINCRUSTANTE ANTICORROSIVO (2 de 2)

Como hacer un DESINCRUSTANTE ANTICORROSIVO 3

Como hacer un DESINCRUSTANTE ANTICORROSIVO 3

El canino comercial:

Es un producto sólido, amorfo, casi negro; se extrae en gran cantidad del quebracho, y su precio corriente oscila entre 20 y 40 centavas el kilo. Es muy soluble en el agua y se usa también como materia curtiente.

La soda cristal:

Es el carbonato de sodio cristalizado; en las droguerías industriales, comprando en cantidades no menores de 40 kilos, según su calidad, se puede conseguir a precios de 15 a 25 centavos el kilo.

La fórmula de preparación del desincrustante es la siguiente:

Tanino comercial .. .. 8 kilos

Soda cristal…….. 8 ”

Agua …………100 litros

Se procede disolviendo el tanino y la soda en el agua (con preferencia debe usarse el agua de lluvia), y esta disolución se hace hervir hasta obtener una concentración de 28,5° Bme.

Fig.- Como hacer un DESINCRUSTANTE ANTICORROSIVO (2 de 2)

Como hacer un DESINCRUSTANTE ANTICORROSIVO 4

Como hacer un DESINCRUSTANTE ANTICORROSIVO 4

Técnica de la preparación:

Para preparar el desincrustante partiendo de la fórmula anterior debemos disponer de un recipiente de más de 250 litros de capacidad siendo preferible que la solución fría del preparado ocupe sólo una tercera parte de la capacidad total del recipiente, pues como debe ser sometido a la ebullición y ésta se produce con gran efervescencia, de ser más pequeño correría el riesgo de derramarse.

El recipiente más apropiado sería el que ilustra la figura 3, constituido por un tanque cilíndrico de chapa de hierro, en cuya parte inferior penetra un serpentín por medio del cual se calienta la preparación haciendo pasar vapor a presión proveniente de una caldera, y que se regula a voluntad con la llave de paso A.

Este dispositivo tiene la ventaja de poder interrumpir por completo la calefacción cuando así lo exija la marcha del proceso; pues ya hemos dicho que el preparado cuando llega a cierta temperatura, produce gran efervescencia, y en estos casos debe suprimirse momentáneamente la calefacción para volver a repetirla al cabo de unos instantes cuando ésta se ha calmado, y así sucesivamente hasta que tomada una muestra el densímetro nos marque 28,5° Bme.

Otro dispositivo que puede usarse cuando se carece de una fuente de producción de vapor, es el de la figura 4, compuesto por un tambor cilíndrico destinado a recibir la preparación, ubicado concéntricamente en otro que contiene la hornalla para el fuego dispuesta en una gaveta metálica que recibe el combustible y que tiene la ventaja de poderse retirar fácilmente en caso que la efervescencia que se produce en el recipiente así lo exija.

Al final de la operación tendremos un líquido marrón obscuro de la densidad de 28,5° Bme. listo para desempeñar sus funciones de desincrustante .

El carbonato de sodio, al combinarse con el tanino, ha formado un cuerpo de gran poder desincrustante, siendo a la vez completamente anticorrosivo; es decir, que no afecta en lo más mínimo el metal de las calderas ni sus ‘grifos, válvulas, etc.

La dosificación de este desincrustante anticorrosivo depende, como es natural, de la calidad de las aguas empleadas, pero, no obstante podemos indicar un promedio de 5 litros de desincrustante para cada 20.000 (veinte mil) litros de agua de consumo para las calderas de vapor, y 5 cm3 (cinco centímetros cúbicos), o sea la capacidad común de una jeringa chica de inyecciones, por cada 20 litros de agua, para las camisas de enfriamiento de los motores de explosión.

Las calderas de máquinas de vapor que trabajan diariamente y que usen este desincrustante, deberán ser limpiadas cada tres o cuatro meses. Esta limpieza será una revelación; pues se pondrá de manifiesto en forma palpable la eficacia de este desincrustante. En las mismas no se encontrará ninguna adherencia proveniente del agua, y en cambio se encontrará en el fondo de las mismas un lodo espeso y obscuro conteniendo todas las impurezas del agua empleada durante tan largo período de funcionamiento; lodo que resulta fácil de retirar para dejar la caldera nuevamente en condiciones de un perfecto funcionamiento.

En los radiadores de automotores y en los conductos de agua, pasará lo mismo cuando se emplee el desincrustante que hemos preparado, y de tiempo en tiempo ese lodo se Puede eliminar haciendo circular agua a presión para provocar un arrastre mecánico del mismo.

Esperamos que nuestros amables lectores se compenetren bien de este proceso y de su preparación saquen provecho, ya que es fácil de industrializar y rinde grandes beneficios, siendo a la vez un producto noble y de componentes de precio notablemente bajo.

Para darse una mejor idea de su explotación comercial, pueden consultar en el comercio los precios de desincrustantes de marcas conocidas, observar su acondicionamiento y presentación y la clase de envases empleados, como así también la capacidad de cada uno de ellos.

Como hacer un DESINCRUSTANTE ANTICORROSIVO (2 de 2)

¿Te gustan los artículos? ¡Descarga ahora 270 proyectos en formato PDF!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *