Como hacer un ANEMOMETRO ( 1 de 4 )

Toda persona que se interesa por los fenómenos de la meteorología y la observación de los factores que influyen en el estado del tiempo, habrá tenido el deseo de poseer algún instrumento para poder registrar y apreciarlos con más exactitud, que le es posible a simple vista. A un control de la temperatura del ambiente por medio de un termómetro, de la presión atmosférica con un barómetro y de la cantidad de las precipitaciones de lluvias con el pluviómetro debemos agregar la observación de la humedad del aire, de la dirección del viento y de su velocidad. Necesitamos por consiguiente también un higrómetro, una veleta con la rosa de los vientos y un anemómetro.

Este último es el instrumento menos conocido de los seis mencionados y nos indicará la velocidad y fuerza del viento. Sin embargo, no es tan difícil construir uno de estos aparatos, que podrá llenar sus funciones con muy buen resultado, sin ser un instrumento de precisión para altas exigencias. Se compone de dos partes: la hélice y el registrador, al que es transmitido el movimiento de la primera por medio de un eje de alambre de un largo convencional.

Fig.- Como hacer un ANEMOMETRO ( 1 de 4 )

como hacer un anemometro 1

como hacer un anemometro 1

Empezamos con la construcción de los hemisferios en los que terminan los brazos de la hélice, utilizando chapa de cobre, bronce x> también de hierro galvanizado. Necesitamos 4 discos de 80 mms. de diámetro, que trabajaremos sobre un pedazo de madera dura, previamente ahuecado, suficientemente regular y liso, para favorecer el moldeado primitivo. Procedemos a darles forma con golpes livianos, usando un martillo de mecánico, cuya superficie es levemente convexa, lo que nos conviene para este trabajo. También se podría utilizar un punzón convexo de tamaño grande, sobre el que se martilla, en lugar de golpear directamente el material. En cualquier caso hay que tratar de no hacer “marcas”, graduando la fuerza de los golpes y corriendo el lugar de choque continuamente, para conseguir un trabajo parejo y bien hecho. La terminación final se les da sobre una bocha de madera dura, bien torneada, en la que se apoyará la concavidad de los hemisferios.

Los brazos Q de las hélices se hacen de alambre galvanizado grueso de unos 4 mms. Como la distancia entre los hemisferios opuestos L será de 40 cms. los dos alambres que se precisan, tendrán 56 cms. cada uno. Sus extremos deben ajustarse muy bien a las curvas exteriores de los hemisferios, con los que se soldarán, tomando las precauciones necesarias para asegurar un buen centrado y equilibrio. Este trabajo se facilitará, colocando primero los hemisferios con la boca sobre una superficie plana. Se atará uno en cada punta de los brazos con alambrecito de cobre, que pasarán por agujeros practicados a cierta distancia de los bordes de los hemisferios. Esto permite un fácil retoque de la posición correcta del conjunto antes de soldarlo. Uno de los alambres que forman los brazo» de la hélice, tendrá exactamente en el centro un pequeño doblez (fig. 1) que dará paso al otro, dejándolo al mismo nivel. En este punto se los atará entre sí, con alambre de cobre, para luego soldarlos en perfecta escuadra. .(Ver detalle fig. 1).

El eje (fig. 1 a) se hace de un trozo de alambre galvanizado de unos 5 a 6 mms. y de unos 40 cms. de largo. De una punta se dobla en ángulo recto un pedazo de largo suficiente como para formar un anillo, sobre el cual se afirmarán luego los brazos de la hélice, atando y soldándolos y cuidando que el eje quede bien centrado. Todos esto hay que hacerlo con mucha prolijidad.

El soporte d& la hélice es un pedazo de fleje de hierro galvanizado (B, fig. 2) de 30 cms. de largo y de 1 pulgada de ancho. Este se doblará en escuadra a los 2,5 cms. de cada extremo, después de haberlo perforado en ambas puntas con una mecha de diámetro adecúa do para permitir la colocación de un buje que se atornillará en los mismos con arandelas de presión y su tuerca correspondiente. Estos se podrían encontrar en las casas de accesorios para radio, por ejemplo de potenciómetros deshechos. El diámetro interior de los bujes debe concordar naturalmente con el diámetro del eje. Los dos agujeros deben hallarse equidistantes de los bordes del soporte y los bujes bien centrados entre sí, para no entorpecer el movimiento de la hélice por el roce del eje, que pasará por ellos. Pues la hélice debe girar tan fácilmente, aún con la brisa más leve, que el movimiento quede claramente marcado sobre el cristal del registrador.

Ahora cortaremos de un caño de bronce duro un pedacito de unos 2 cms. de largo y de diámetro interior lo suficiente estrecho como para que el eje pase bastante apretado. El cruce de los brazos de la hélice se apoyará sobre el borde de este manguito (fig. 3 a). Hay que cortarle una muesca con una lima redonda, para dejar pasar la dobladura del eje y conseguir el ajuste necesario de los brazos de la hélice a nivel-En el otro extremo del manguito soldaremos, en escuadra exacta, una arandela de bronce (fig. 3 b) de tamaño apropiado para brida. Ella formará la tapa de un cojinete y se deslizará sobre las bolillas de acero del mismo.

Como hacer un ANEMOMETRO ( 1 de 4 )

¿Te gustan los artículos? ¡Descarga ahora 270 proyectos en formato PDF!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *