Como hacer – ALBAÑILERIA, las aberturas (1 de 2)

Curso para Aficionados

Por RAUL C, BORRUAT

Con fines de ventilación o iluminación o de ambas, se aplican en los locales otras clases de aberturas, cuyas características son análogas a las de las ventanas, de las que difieren sin embargo, por sus dimensiones, forma de cierre y disposición de sus elementos.

Estas aberturas son de menor importancia que las ventanas, pero sus servicios son tan útiles como los que prestan aquéllas, con la diferencia que son aplicables en locales donde no haya necesidad de ventilación 9 iluminación no tan rigurosa, en razón de la clase misma del local o de qua éstos requieran otro tipo de abertura.

Dichas aberturas se usan para cocinas, baños, ww.cc., depósitos, habitaciones de servicio, etc. y su denominación y características son las que se detallan a continuación.

Ventanas de balancín: su cualidad principal es la de que su o sus hojas, sujetas por su parte media les permita abrir de abajo hacia arriba, figura 131.

Fig.- Como hacer – ALBAÑILERIA,  las aberturas (1 de 2)

albañileria

albañileria

Su ventaja principal estriba en que las hojas no ocupan lugar a los costados cuando se abren, dejando todo el ambiente interior libre de obstáculos.

Se aplican en baños, cocinas o cualquier otra dependencia cuya cualidad señalada las haga aconsejables. Además, por su simplicidad, son económicas con relación a las ventanas. Comúnmente se fabrican de hierro, aunque lo mismo pueden ser de madera, pero se prestan mejor para ser hechas con el material citado en primer término.

Pueden estar constituidas por una, dos o más hojas superpuestas o dispuestas unas al lado de otras; esto depende de las dimensiones de la abertura, necesarias para la ventilación e iluminación.

El cierre se hace por medio de un pestillo con resorte, el que se abre tirando de él para abajo, directamente o por medio de una cadenilla o de un cable; en este último caso, dicho cable corre por dentro de un caño, el que se embute en el muro.

Las dimensiones se correlacionan con las del local o que sirven, para las que no debe aplicarse los porcentajes indicados para las ventanas, ya que corrientemente los mencionados locales son secundarios o de servicio, en los que por sus dimensiones menores y por la clase de aplicación no requieren la ventilación e iluminación abundante de que se las dota con las ventanas. Sin embargo esto de las dimensiones corre parejo al mismo tiempo con los gustos del habitante de la casa. A continuación damos las medidas aconsejables para ventanas de balancín en locales comunes de viviendas privadas de tipo familiar. Cuando se trata de dependencias especiales, como depósitos, talleres, las lonas de usos determinados como bibliotecas, actos, etc., las medidas da estas aberturas deben ajustarse a los porcentajes mínimos indispensables en esos casos. Las medidas antes insertas servirán como orientación en la determinación de las dimensiones convenientes. Por supuesto que valuaciones en la3 medidas de las dependencias implican variaciones en las de la abertura, siempre dentro de las proporciones correspondientes.

En las dimensiones de las ventanas de balancín se ha propuesto las qua corresponden a aberturas más anchas que altas en razón del criterio de que esta disposición acuerda más iluminación hacia los lados, pero si por razones cualesquiera debieran hacerse más altas que anchas, bastará aplicar las medidas distribuidas en este último sentido; por ejemplo en una habitación de servicio da 1,90 x 2,50 m., la ventana podrá tener 1,30 m. de alto por 0,50 m. de ancho.

Asimismo pueden ser modificadas las medidas conservando las relaciones de ambas; por ejemplo en un baño de 1,80 x 2,80 m., la ventana podrá tener 0,80 ni. de ancho por 0,53 m. de alto.

Como hacer – ALBAÑILERIA,  las aberturas (1 de 2)

¿Te gustan los artículos? ¡Descarga ahora 270 proyectos en formato PDF!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *