Como hacer Una ALARMA PARA LA CASA

Como hacer Una ALARMA PARA LA CASA

Es un pensamiento muy tranquilizador saber que la casa-habitación, el aposento o el escritorio que uno ocupa está equipado con un sistema de campanilla de alarma que da aviso a los moradores u ocupantes autorizados inmediatamente que trata de penetrar en, ellos cualquier persona extraña.

No importa cuan delicada y suavemente trate de abrir una puerta o ventana al intruso, pondrá sobre aviso a toda la casa si la entrada en cuestión está provista de uno de estos sistemas de alarmas de fácil construcción. Nada hay que avise al ladrón de que la puerta se halla protegida en esta forma hasta que oye el fuerte repiquetear de una campanilla, y ni siquiera eso si en vez de un timbre se emplea una luz como anuncio de que algo extraño ocurre.

Estos sistemas de alarma forman hoy en día parte integrante de muchos grandes edificas comerciales, y de casi todos los establecimientos bancarios, consistiendo en aparatos complicados y mecanismos delicados y maravillosos. Los sistemas más perfeccionados están dispuestos en tal forma que no dan al ladrón la menor indicación de que los ha puesto en actividad. Un rayo delgado de luz Infra-roja, invisible para el ojo humano, es proyectado desde un lado a otro de una puerta o pasaje, incidiendo sobre un aparato muy complicado que se conoce con el nombre de celda foto-eléctrica.

Esta celda sólo deja pasar una corriente eléctrica cuando es alumbrada por el rayo infrarrojo, y cuando el cuerpo del intruso se interpone al pasar éste por la puerta, ensombrece la celda, se corta el suministro de corriente y empiezan a suceder muchas cosas. Se corren automáticamente y silenciosamente diversos cerrojos, cerrando todas las puertas del edificio, y al mismo tiempo un timbre de teléfono empieza a sonar en la habitación del sereno, del guardián, y aun en el destacamento de policía más cercano.

Esto, que parece cosa sacada de una narración policial, es rigurosamente exacto. Todos los tesoros y cajas fuertes de los grandes bancos se hallan protegidos en esta forma, como asimismo muchos escritorios donde se guardan fuertes sumas de dinero.

Por supuesto, con los recursos de que dispone en su taller casero, el aficionado a la electricidad no podrá equipar su casa con una instalación tan perfecta, pero así y todo existen muchos sistemas de alarma más sencillos que dan e1 aviso con igual seguridad.

Para colocar uno de estos sistemas, lo único que se necesita son unos cuantos metros de cordón aislado para timbre, algunas tiras de planchuelas de bronce o cobre, y unas cuantas grampitas, que pueden prepararse en casa cortando la cabeza a algunos alfileres y doblándolos en forma de grampa. Se precisará también una pila para linterna eléctrica o para timbre, y una pequeña campanilla eléctrica. Si se quiere, se puede emplear una luz roja en vez de la campanilla.

Las únicas herramientas necesarias para efectuar la instalación son un martillo y unas pinzas, y unas tijeras viejas para cortar la lámina de bronce o cobre.

Si se observa la Fig. . 1, que muestra el sistema de alarma para puerta, se verá que una tira de cobre (de 3 ó 4 centímetros de largo por 1 1/2 de ancho) ha sido asegurada con clavitos del mismo metal a unos 10 centímetros de la parte superior de la hoja de la puerta. En el marco mismo de la puerta se aseguran otros dos contactos separados por un espacio de 1 centímetro, y en posición tal que cuando se abra la puerta las 3 tiras hacen contacto. Pero no deben hacer contacto cuando la puerta se halla cerrada del todo, de lo contrario el timbre sonaría todo el tiempo.

El principio del funcionamiento es como sigue: los dos contactos sobre el marco constituyen la interrupción de un circuito eléctrico, y es necesario el contacto de la tira adherida a la hoja de la puerta para completar ese circuito y hacer funcionar la campanilla.

Los cables deben conectarse a los dos contactos colocados en el marco, como sigue: ráspese y elimínese la aislación del extremo de los alambres en una extensión de 3 'centímetros, más o menos, dóblese en forma de U la porción desnuda, e insértese debajo de la tira de bronce antes de colocar en su lugar. Cuando esta tira ha sido clavada en la posición que le corresponde, hace presión sobre el alambre, manteniéndolo en su lugar y haciendo una buena conexión. También puede soldarse si se quiere hacer un trabajo esmerado.

Los cables mismos o cordones deben colocarse en la forma lo más disimulada que se pueda, y en posición tal que no estén sometidos a fricción durante la apertura y cierre normal de la puerta, de lo contrario terminarán por cortarse en un término muy breve.

Determínese el lugar más conveniente para colgar el timbre (al lado de la cama, frente al escritorio, etc.) y constrúyase un soporte de suficiente tamaño como para poder llevar también una pila o batería y un conmutador. Si se emplean pilas redondas para linterna, habrá que construir el soporte más o menos como lo indica la Fig. 2, pero si se utiliza una pila plana, bastará un listoncito de soporte clavado a la tabla-base, y una tira de bronce para sujeción.

El conmutador sirve para desconectar el sistema durante el día o cuando se quiera prescindir de él y los detalles de su construcción' pueden apreciarse asimismo en el esquema de la Fig. 2.

Este tipo de campanilla de alarma sirve igualmente para ventanas comunes, es decir aquellas que se abren y cierran del mismo modo…

Entra aqui para que que obtengas las instrucciones y planos de estas alarmas, alarma, vigilancia, "alarmas hogar", "camaras de seguridad"

Como hacer Una ALARMA PARA LA CASA

¿Te gustó el artículo? ¡Ahora puedes comprar 270 proyectos en formato PDF!