Como hacer una ALARMA MUSICAL

Las alarmas musicales son muy populares constituyendo sus cálidas notas un agradable cambio en relación al sonido metálico y agudo del timbre eléctrico corriente. Los modelos descritos aquí, pueden terminarse en forma muy atractiva, y resultarán al mismo tiempo un agregado simpático y útil para el vestíbulo o la entrada a la casa.

Antes de entrar en los detalles de su construcción, será conveniente saber cómo funcionan estos aparatitos. Cuando se oprime el botón del timbre, a través del solenoide S, fig. 1, pasa una corriente eléctrica, y el pistón P entra al solenoide con un golpe seco, de manera que su extremo proyectante golpea el tubo B.

Cuando se suelta el botón del timbre, cesa el paso de la corriente y el resorte liviano C empuja hacia atrás al pistón, que golpea contra el tubo A. De este modo cada vez que se toca el timbre se oye el sonido de dos notas distintas.

El “carrete” sobre el cual se devana el alambre para hacer el solenoide, está ilustrado en la fig. 2. Las mejillas se hacen en madera de 6 mm. de espesor, y tienen 38 mm. de lado; en cuanto al tubo, es de 66 mm. de largo, y podría aplicarse para él el de una estilográfica en desuso. También podría hacerse enrollando papel encolado sobre una varilla de 6 mm. de diámetro. En el centro exacto de las mejillas se hacen agujeros de diámetro conveniente para el tubo, para que las puntas de éste queden sólidamente sujetas y el conjunto resulte rígido.

El pistón funcionara con eficacia mayor si en los extremos se le atornillan guías de bronce, fig. 3, las que se pueden cortar de cualquier tamaño que se considere conveniente, con la única condición de que el orificio central sea mayor que el del pistón, siendo la diferencia de una fracción de milímetro; en esta forma se evitará el juego lateral de dicho pistón. Las guías se colocan de modo que sus orificios centrales coincidan con los ya practicados en las mejillas del carrete.

Fig.- Como hacer una ALARMA MUSICAL

alarma musical 1

alarma musical 1

El devanado se hace con cable de cobre con protección doble de algodón, siendo el calibre más conveniente el A? 28 u otro semejante. Al iniciar el devanado se deja suelto un pedazo de unos 22 cm. Cada capa de vueltas de alambre se aísla con otra capa de papel engomado, cosa que no solamente fortifica la acción, sino que contribuye a mantener el devanado bien parejo. Se devana siempre en la misma dirección, dejando al final un cabo libre de 22 cm. aproximadamente. En la fig. 4 se ilustra el solenoide completo.

El pistón se hace con un bulón de hierro y un pedacito de varilla de bronce. El calibre del bulón debe ser el necesario para que pueda deslizarse fácilmente por el interior de] solenoide. Se lo corta con una sierra para metales, dejándole una longitud 3- 0 mm, de bronce tendrá 35 mm. de largo, y no importará que su calibre sea ligeramente inferior al del bulón, siempre que loa orificios centrales de las placas guías de que hemos hablado tengan el diámetro correcto para cada extremo del pistón terminado.

Estas dos varillas se sueldan cuidadosamente entre sí; en caso de que se disponga de un torno para metales, ambas pueden ser unidas como se ilustra en la fig. 5 B.

Fig.- Como hacer una ALARMA MUSICAL

alarma musical 2

alarma musical 2

El resorte que va en el cabezal del pistón puede hacerse con alambre liviano de acero; habrá que hacer algunos tanteos para acertar con la resistencia exacta que se necesita, pues si bien no debe tener tanta como para retener al pistón en su carrera por el solenoide, por lo menos debe ser lo suficientemente fuerte como para hacerlo salir con un tirón seco cuando se interrumpa la corriente.

Los tubos A y C se hacen de bronce; el tono de la nota que da cada uno de ellos a] ser golpeado depende de su longitud y de su diámetro. Con un diámetro de 20 mm., el tubo para la nota más baja debe tener un largo de cerca de 1 metro; y el de la nota más alta podrá ser 10 o 12 cm. más corto.

Para que este segundo tubo dé la nota deseada, se lo va acortando cuidadosamente con la sierra para metales; cuanto más corto sea el tubo, nías aguda resultará la nota. Los ajustes finales pueden hacerse limando el extremo del tubo.

Conseguida la longitud conveniente, en cada tubo se hace un agujerito a 13 mm. del extremo, y por ellos se _ pasa un piolín fino y fuerte, para colgarlos de un ganchito. De este modo sonarán muy bien. Obsérvese la pequeña ranura en V limada en el ganchito para evitar que los tubos alteren su posición.

Otro método de suspensión es el ilustrado en la fig. 7, donde K es un aro (podría proceder de un llavero) y E una espiral metálica, de las que se usan para colgar cortinas, en la que se han insertado dos pitones; su largo es de 25 mm.

Se prepara un tablero, que servirá de base, de 178 mm. por 127 mm., de 6 mm. de espesor, y en él se encola y atornilla el solenoide como se indica en la fig. 1. Los alambres se conectan a los terminales T en la forma ilustrada, y se cuelgan los tubos de manera que queden a unos 6 mm. de las puntas del pistón; el ajuste de los mismos se hace moviéndolo ligeramente en una u otra dirección hasta conseguir el punto en que el pistón los golpee limpiamente, sin ningún efecto de amortiguamiento. Estos tanteos se hacen suavemente los ganchitos hacia el solenoide o en dirección opuesta al mismo.

El circuito completo está ilustrado en la fig. 1, donde R es el botón del timbre y F es la fuente de energía. Esta puede estar constituida por dos baterías de 4 y. conectadas en serie, o bien por un transformador para campanilla, de 8 v.

En la fig. 8 se ilustra una sencilla cubierta para el solenoide, la que se construye de manera que calce bien sobre el tablero de la base. Lo mejor que puede hacer el lector es tomar las medidas necesarias de su propio modelo, ya terminado. Se la pinta de un color que combine con la decoración existente en el vestíbulo.

Como hacer una ALARMA MUSICAL

¿Te gustan los artículos? ¡Descarga ahora 270 proyectos en formato PDF!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *