Como hacer una LAMPARA DE TECHO O ARAÑA ELECTRICA

Como hacer una LAMPARA DE TECHO O ARAÑA ELECTRICA

Damos el diseño de una sencilla araña eléctrica, desprovista de las comunes partes cromadas o niqueladas características de los modelos comerciales. Con unos pocos pedazos de madera, unos portalámparas y unos globos de vidrio se puede hacer mucho en materia de arañas. En la ilustración se verá que las bombitas se colocan dirigidas hacia arriba, merced a lo cual todas las luces se concentran en el cielo raso, produciéndose una reflexión opaca. Sin embargo, sí se desea, se pueden colocar las luces hacia abajo, cayendo directamente sobre la habitación.

Las arañas más populares son las de tres luces, que con bombitas de 50 w. producen una iluminación excelente, suficiente para todos los usos normales, pero que puede aumentarse, sí es necesario, con poner lámparas más potentes.

El modelo sugerido es bastante pequeño; los tres brazos quedan circunscriptos dentro de un círculo de 380 mm de diámetro, que puede sujetarse sin inconvenientes a 457 mm.

Ante todo se necesita un pedazo cuadrado de madre de 380 mm. de lado, o de 457 mm. si se prefiere el tamaño más grande. El espesor será de 22 mm. . Este Cuadrado puede componerse con dos pedazos de material para estantes de 203 m de ancho, unidos entre sí canto contra canto, o con otro tipo de ensambladura que parezca más conveniente. Uno de los brazos se pone en línea con la junta, a lo largo de la cual se trazará una raya que sirva de guía. Se marca el centro del cuadrado y, abriendo el compás a 190 mm. se traza un circulo de 380 mm, de diámetro. Sin alterar la abertura se fija la punta del compás sobre la línea central que marca la ensambladura y se traza el arco indicado en la línea de puntos de la fig. 1. Los puntos en que esta línea cruza la circunferencia determinan la posición de los otros dos brazos. De los tres puntos así determinados se tiran líneas al centro, marcándose los radios correspondientes a los brazos del colgante. Los' compases se ajustan a 38 mm., para círculos de 76 mm. de diámetro, que se dibujan en los extremos de los radios marcados, determinando la forma de las puntas de los brazos; concéntricamente con el círculo de 380 mm de radio, se traza otro de 101 mm. de radio. Desde este círculo se trazan líneas rectas tangentes a los círculos menores en que terminan los brazos (una tangente es una línea que toca a una circunferencia, sin cortarla). De este modo queda determinada la forma principal de la araña. Se corta con una sierra de arco y se alisa..

En una de las caras – la superior – se hacen ranuras para el cable eléctrico, para lo cual hay que comenzar por hacer orificios de 9 mm. en los brazos, en los puntos donde se atornillarán los portalámparas, dándoles una profundidad de unos 6 mm. En el centro se hace otro agujero, que puede perforar todo el espesor de la madera. Se trazan líneas del agujero central a los de los brazos y se forman las ranuras haciendo una serie de agujeros, todos de 9 mm. de diámetro y 6 mm. de profundidad, a lo largo de las tres líneas marcadas y emparejando después con una gubia de 9 mm. Si se prefiere se suprime la serie de agujeros y todo el trabajo se hace a gubia. Así preparada la forma principal, denominada A en las figuras, se cortan en madera de 22 mm. los discos B, C, D y E. Además se hace un segunde disco B, éste con madera de 13 mm. y con un agujero central de 9 mm, que servirá para cubrir las ranuras practicadas para el cable eléctrico y que se sujeta, con unos pocos tornillos de bronce de cabeza redonda.

Los otros cuatro discos se van armando sobre A en orden de tamaño, como se ve en la fig. 2 y en la perspectiva. Todos sus contornos se repasan con rebajador para rayos y se lijan antes de fijarlos, cosa que se hace con cola y clavos. Para evitar se bandeen es imprescindible que la veta de un disco se cruce en ángulo recto con la del disco de arriba y la del disco de abajo.

Además, se necesitan tres portalámparas de bronce o latón; los tres portas se conectan en serie con un cable simple, conexión ilustrada en la fig. 2, en un detalle. En las ranuras se depositan tres largos de cable doble, cuyas puntas se conectan a los portas antes de atornillar éstas en su posición definitivamente. Las dos puntes que quedan libres (ver fig. 2) se pasan por el agujero del disco superior, que se vuelve a poner en posición y se asegura con ternillas, Luego se conectan estos cables con los de la instalación de la casa, enroscados en el agujero del techo, que se cubre con la roseta de la araña.

Los portalámparas tienen arandelas que, cuando se sacan, permiten insertar pequeños globos de vibrio, que se sujetan luego con esas mismas arandelas cuando se las vuelve a atornillar. Estos globos pueden conseguirse lisos o con efectos de escarcha, o esmerilados, incoloros o en tonos claros, como marfil, verde, rosado. También pueden, usarse globos de material plástico, menos propensos a romperse, en formas de fantasía y modernos.

Las lámparas eléctricas usadas también pueden ser lisas, esmeriladas o escarchadas; si los globos presentan este último efecto es conveniente que las lámparas sean lisas, especialmente si están dirigidas hacia arriba, como indicamos. En cambio, si están dirigidas hacia abajo pueden ser también escarchadas para evitar el exceso de luz.

Suponiendo que se da preferencia a las lámparas dirigidas hacia abajo, para hacer la transformación no hay mas que atravesar con los agujeros de 9 m todo el espesor de las brasas y enroscar las portas hacía abajo. Por razones ornamentales la colocación de los discos se mantendrá como se ha indicado, en vez de invertirla poniéndola hacia arriba

Para colgar la araña hay que colocar tres ganchos de bronce entre los brazos, fijando en cada uno de ellos un pedazo de cadena de bronce, para colgar cuadros, de tipo fuerte.
Las tres cadenas se unen a la roseta del techo, quedando con ello terminada la instalación.

¿Te gustó el artículo? ¡Ahora puedes comprar 270 proyectos en formato PDF!