Como hacer – REPARAR UN CALENTADOR PRIMUS (2 de 3)

Boca de carga

La boca de carga (fig. 1-A) está constituida por una tapa a tornillo mariposa que efectúa un cierre estanco por medio de una brida o disco de suela. Sobre la base en que atornilla va dispuesto un apéndice con una perforación lateral que por medio de una llavecita roseada terminada en una punta cónica, puede provocarse la salida del aire de presión encerrado en el depósito y que sirve además para apagar el quemador.

Funcionamiento del calentador

Aunque parezca una redundancia entrar a considerar cómo se enciende un calentador de esta clase y cómo se pone en marcha, ya que todo el mundo parece estar familiarizado con su manejo, nos parece necesario que lo repitamos aquí una vez más para poder explicar más adelante algunos inconvenientes a menudo observados al iniciar su encendido y no siempre aclaradas sus causas.

Al cargar el kerosene en el tanque el combustible no debe pasar el nivel marcado con la línea de puntos en la figura 2, a continuación se cierra la tapa a rosca y se deja abierta la llavecita de escape de presión; se carga con alcohol el receptáculo D y se enciende. Cuando el alcohol, después de haber ardido un rato presenta señas de apagarse, recién se cierra la llavecita de escape y se dan unos golpes de bomba hasta conseguir el encendido del quemador.

Si por cargar demasiado el tanque hubiéramos sobrepasado el nivel indicado, o dejado cerrada la llavecita de escape, entonces el aire aprisionado en el casquete superior formado por el depósito, al calentarse por la radiación de calor producida por la llama del alcohol, se dilata y hace salir el kerosene al estado líquido por el piquito del vaporizador antes de haberse calentado lo necesario el mechero y se obtendrá una llamarada con humo espeso que puede propagarse a distancia con el consiguiente peligro. En estos casos conviene aflojar bien la llavecita de escape hasta que se apague el quemador, secar con un trapo el líquido que se haya derramado sobre el calentador y luego volver a encender de nuevo después de haber retirado parte del kerosene del tanque.

Fig.- Como hacer – REPARAR UN CALENTADOR PRIMUS (2 de 3)

calentador primus 2

calentador primus 2

Otros inconvenientes del encendido

El quemador vaporiza bien después de calentado con alcohol, pero no enciende, y al acercar la llama de un fósforo la apaga. Este inconveniente se origina cuando el kerosén contiene agua. CAUSAS: es costumbre generalizada adquirir en el comercio el kerosén en botellas que han contenido otros líquidos y que al ser layadas con agua quedan siempre rastros de la misma en la botella, agua que luego va a pasar al calentador y que por ser más densa se va acumulando poco a poco en el fondo del depósito hasta que llega al nivel del tubo central B por el cual es elevada al quemador por la presión ejercida por el aire insuflado; al encontrar el quemador bien caliente, el agua se vaporiza y sale por el piquito en forma tal que sólo puede apagar la llama del fósforo cuando se pretende encenderlo. Este defecto es muy común, y cuando se produce debe cambiarse todo el kerosene del depósito y verificar que el nuevo combustible esté exento de agua.

Otro defecto

Después de calentado el mechero, se cierra la llave y se da presión al depósito, pero el piquito no vaporiza ni enciende. Este inconveniente es el más común; el piquito se encuentra obstruido, entonces se echa mano a la aguja de destapar; algunas veces la llama se produce franca después de pasar la aguja pero otras veces flaquea perdiendo intensidad. Este último defecto se produce a causa de emplear kerosene sucio con algunas partículas extrañas que pueden haberse incorporado en envases sucios.

Como hacer – REPARAR UN CALENTADOR PRIMUS (2 de 3)

¿Te gustan los artículos? ¡Descarga ahora 270 proyectos en formato PDF!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *