Como hacer ESTANTES para LIBROS

Los apoyos y estantes para libros son piezas ideales para el carpintero aficionado, y constituyen interesantes regalos, a la par que, para el hombre que quiera comercializar su afición, representan un artículo de fácil venta. Usando maderas finas como roble o caoba, pueden terminarse lustrándolos o, con otros tipos de maderas, puede pintarse.

Apoyos para libros

Varios modelos de apoyos, o prensa-libros, se representan en estas figuras. En general, pueden clasificarse en dos tipos, unos con cabeceras de madera y láminas metálicas como base, y otros construidos enteramente de madera, con las cabeceras sostenidas exteriormente, siendo el peso de la estructura suficiente para impedir que los libros resbalen.

apoyos y estantes para libros 1

apoyos y estantes para libros 1

La figura 1 muestra un prensa-libros de 19 centímetros de altura por 15 de ancho. Los parantes o cabeceras son de madera de 1/2” (12,7 milímetros ó 3/4” (20 mm.). Debe tenerse cuidado de terminar los cantos perfectamente lisos y a escuadra. La franja en diagonal es de madera de 1/8” (3,2 mm.) de espesor, de un color que contraste con el de la pieza principal. Una vez cortados los parantes, se hace el rebaje 3,2 mm, de profundidad para embutir la franja diagonal. La incrustación debe cortarse en exceso de longitud, de modo que una vez colocada se proyecte fuera de los extremos de la pieza principal. Una vez que se ha conseguido un ajuste perfecto entre la pieza principal y la incrustada, puede encolarse ésta. Cuando la cola está seca pue* den terminarse los cantos y alisarse toda la superficie de modo que la incrustación y la pieza principal estén perfectamente a nivel.

apoyos y estantes para libros 2

apoyos y estantes para libros 2

 

Las delgadas placas metálicas sobre las que apoyan los libros deben ser un poco más angostas que los parantes y se proyectan unos 15 centímetros, Las placas se atornillan al canto inferior de los parantes, con tomillos embutidos de modo que sus cabezas no puedan rayar el mueble sobre el que se coloque el prensa-libros. Como sobre cada lámina se apoyan varios libros, su peso bastará para evitar que las cabeceras resbalen, permitiendo así sostener un gran número de libros.

El otro tipo de prensa-libros no requiere láminas metálicas, estando las cabeceras sostenidas desde afuera. Se sugiere que los parantes se hagan de madera de 1/2” (12,7 mm.) ó 3/4” (20 mm.) de espesor y la base con un material ligeramente más grueso, de 20 ó 25 milímetros. Chanfleando los cantos se eliminará toda impresión de pesadez.

Los soportes pueden ser de 12 milímetros. Deben empezar un poco dentro de la base, sin llegar a su borde, y terminar un poco más abajo del borde superior de la cabecera.

apoyos y estantes para libros 3

apoyos y estantes para libros 3

No es necesario, sino más bien al contrario, que el soporte sea de formas convencionales, y las figuras muestran algunos modelos originales. Es aconsejable cubrir la base, en su cara inferior, con paño grueso o fieltro para evitar que raye el mueble sobre el cual vaya colocado el prensa-libros. El paño se fija con cola.

Estantes

En el caso ele los prensa-libros, la cuestión longitud no entra en los cálculos, ya que en este sentido son “elásticos”. En el caso de los estantes, por el contrario, el espacio disponible es fundamental.

Un tamaño corriente y útil es de 40 a 60 em. Si se desea, el soporte puede construirse en forma que los libros queden inclinados, con el lomo hacia arriba, lo que resulta particularmente cómodo cuando el estante está destinado a ser colocado en un mueble bajo, mesa o escritorio, por ejemplo.

apoyos y estantes para libros 4

apoyos y estantes para libros 4

La figura 4 muestra un diseño de un estante para tener los libros verticales, en la posición corriente. Los costados y el fondo se hacen con madera de 12 mm. y la parte posterior con madera algo más fina, 9 ó 10 mm. Las uniones se hacen en la forma que indica la figura 2. La ranura para el fondo llega hasta unos 12 mm. del frente, para que la unión no sea visible. El canto delantero del fondo debe llevar una muesca, como también se indica en la figura. Los costados pueden decorarse con incrustaciones de maderas de distintos colores.

Si se desea que los libros estén inclinados, háganse las uniones en la forma que indica la figura 3. Naturalmente, cualquiera que sea la inclinación que se dé a los libros, téngase en cuenta que la tabla posterior y el fondo deben estar siempre en ángulo recto.

Los estantes y prensa-libros se prestan para una gran variedad de diseños y terminaciones en que el efecto decorativo puede residir en incrustaciones, en la belleza de la veta de la madera misma, o en combinaciones de colores si se recurre a la pintura.

Como hacer ESTANTES para LIBROS

¿Te gustan los artículos? ¡Descarga ahora 270 proyectos en formato PDF!

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *