Como hacer – MUEBLES DIFERENTES USOS (1 de 2)

De líneas lo suficientemente modernas como para ser entusiastamente recibida en cualquier ambiente de este estilo, esta combinación de mesa auxiliar, estante para libros y compartimiento para revistas, constituye, sin embargo, un proyecto de construcción comparativamente sencilla, si se siguen las instrucciones impartidas en este artículo. Es un mueblecito ideal que proporciona espacio para guardar todo tipo de material de lectura a una altura conveniente. Y para las personas a quienes gusta fumar mientras leen, la parte cerrada, debajo del estante, puede ser utilizada como un cómodo espacio para el equipo de fumador. El gran compartimiento de la parte posterior proporciona amplio lugar para acomodar mapas grandes, dibujos y otros papeles grandes. La bien proporcionada parte superior puede sostener una lámpara de mesa o una radio pequeña.

Compleja como parece la mesita, su construcción es, realmente, muy fácil y se ejecuta alrededor de una forma simple. La fig. 2 da las indicaciones necesarias. Se hace con material de 25 mm., el que, una vez cepillado, queda reducido a unos 19 mm. Como todas las superficies expuestas de esta estructura principal se terminan pintándolas de negro, puede utilizarse una madera barata, nudosa, o que ya haya sido usada; preferentemente pino blando. En un esfuerzo por eliminar todas las complicaciones posibles para el aficionado, que dispone solamente de unas cuantas herramientas, todas las ensambladuras son, simplemente, juntas a tope. Si se dispone de un equipo completo de herramientas o de una sierra eléctrica, pueden intentarse ensambladuras más complicadas; pero si se le escuadran cuidadosamente las cabezas de tablón y se usa abundantemente cola de buena cridad, combinada con unos cuantos clavos bien puestos, las partes quedarán tan sólidamente unidas como con las más complicadas ensambladuras.

Fig.- Como hacer – MUEBLES DIFERENTES USOS (1 de 2)

como hacer un mueble multiuso 1

como hacer un mueble multiuso 1

El resto de la mesa, excepción hecha de unos pocos soportes, es de madera terciada. La buena madera terciada viene en grandes paneles de varios anchos y largos, que cualquier comerciante digno de confianza cortará en liatones del ancho necesario, cobrando la suma que corresponde por la cantidad de material. Digamos, de paso, que cuando se compre madera terciada, hay que cerciorarse que el producto sea del tipo conocido por S. 2. S. (“sound on 2 surfaces”: dos superficies sanas o buenas). Lo que no significa que ambas superficies están alisadas, sino que están igualmente desprovistas de agujeros, de nudos y otras imperfecciones. El lado que tiene la veta más bonita es, generalmente, muy bien alisado, mientras que el otro se deja menos prolijamente terminado. De cualquier modo, esta calidad de madera es suficientemente buena para la mesita, pues una de las superficies quedará para adentro y no será visible.

Como indica la fig. 4, se necesitan cuatro piezas que miden 121 x 463 mm.; los bordes exteriores se redondean bien. Estas piezas se unen a los costados de los miembros verticales, como lo indica la fig. 2. El borde inferior de estas piezas de terciada debe quedar al mismo nivel que el borde superior de la segunda pieza horizontal de 19 mm. de la base.

La parte destinada a revistas es lo que se construye a continuación. Nótese que la parte posterior y los costados no son tan altos como el frente, cosa necesaria para que el compartimiento de las revistas pueda rebatirse libremente. Si se hacen los costados y la parte posterior unos 25 mm. Más bajos que el frente, quedará espacio suficiente para dicho movimiento. Se hace una perilla, como indica la fig. 3, y se asegura con cola al compartimiento de las revistas; desde el lado de adentro se pasa un tornillito que la asegurará en forma permanente. Este compartimiento de las revistas se asegura a uno de los costados de la mesa, según el gusto del aficionado, o bien se coloca uno en cada costado, en vez de hacerlo imitado, como indican las figuras. Uno solo de estos compartimientos da ubicación para unas 15 revistas de formato corriente. Antes de fijarlo en su lugar, se coloca un resorte en su parte posterior, cerca del borde superior; el otro extremo de dicho resorte se fija el miembro vertical de la base, de 19 mm. A través de cada costado de madera terciada se mete un clavo para terminaciones de 51 mm. de largo, los que llegan hasta el fondo del compartimiento para revistas, por la parte de atrás, y actúan como un pivote. Si todas las instrucciones han sido seguidas de cerca hasta aquí, el compartimiento se abrirá cuando se tire de la manija o perilla, y el resorte lo hará volver automáticamente a su posición, junto al miembro vertical, cuando se suelte dicha perilla. Es posible que al volver a su posición quede demasiado hacia atrás, pero esto se remediará colocando un retén bajo la parte superior, como indica la fig. 4.

Como hacer – MUEBLES DIFERENTES USOS (1 de 2)

¿Te gustan los artículos? ¡Descarga ahora 270 proyectos en formato PDF!

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *