Como hacer – COLOCACION DE VIDRIOS (2 de 2)

La colocación de la masilla ofrece algunas dificultades para quien no tenga práctica en el oficio, pero la observación de sus reglas la facilitará mucho. Gran parte del éxito depende de la consistencia de la materia y del tipo de espátula, utilizada. Es conveniente que esta herramienta tenga una hoja de unos 3 1/2 cms. de ancho, larga y flexible. Uno de sus ángulos debe ser redondeado, y el otro estar cortado en ángulo vivo. En esta forma la masilla puede ser colocada a lo largo del vidrio formando chanfle con el lado redondeado, mientras que el cortado en ángulo vivo servirá para terminar los ángulos con la mayor prolijidad.

La hoja flexible es preferible porque compensa en parte la diferencia de presión ejercida por la mano al extender la masilla, la que sería muy evidente con una hoja rígida.

Como hacer – COLOCACION DE VIDRIOS 4

Como hacer – COLOCACION DE VIDRIOS 4

En plaza se pueden comprar muchos buenos tipos de masillas, consistentes la mayor parte de ellas en mixturas de tiza en polvo y aceite de linaza, amasadas en una pasta espesa, y presentadas en recipientes que las protegen de la acción del aire. Este tipo presenta el inconveniente de ser poco resistente a la intemperie, aun cuando se le proteja con pintura. Por otra parte, puede hacerse fácilmente en el taller casero amasando tiza en polvo o blanco de España con aceite de linaza, operación que se practica sobre un vidrio o un mármol, con una espátula.

Otro tipo de mejor calidad se hace usando partes iguales de tiza en polvo o blanco de España, y albayalde, que se mezclan perfectamente, agregando después el aceite de linaza necesario para conseguir una buena consistencia. Esta masilla no se quebrará ni se desmenuzará como podría ocurrir con la anterior, y en igualdad de condiciones durará 3 ó 4 veces más.

Como hacer – COLOCACION DE VIDRIOS 5

Como hacer – COLOCACION DE VIDRIOS 5

Algunas veces es conveniente armonizar el color de la masilla con la decoración de la casa, y entonces es necesario colorearla mediante la adición de un colorante seco: negro de humo para la masilla negra, carmín en polvo para la roja, etc. No hay que usar más que la cantidad estrictamente necesaria para conseguir el tinte buscado.

Cuando el vidrio ya está puesto en posición, la masilla debe ser trabajada hasta formar un rollo largo y delgado, parecido a una cuerda, que se va poniendo en posición junto al vidrio, contra el que se oprime en la forma indicada por las fotografías.

Téngase presente que una pasta demasiado espesa dificultará la adherencia, y que, por el contrario, si está demasiado blanda, se pegará a la espátula y se saldrá con ella.

Como hacer – COLOCACION DE VIDRIOS 6

Como hacer – COLOCACION DE VIDRIOS 6

La pintura no debe aplicarse hasta que la masilla no esté perfectamente seca y dura, lo que es cuestión de unos días, pero que vale la pena esperar. Si se pintara estando fresca aún la masa, ésta, al secarse y encogerse, quebraría la capa de pintura, cuya protección, entonces, sería nula.

Es conveniente poner por lo menos dos capas de pintura, dejando pasar varios días entre la primera y la segunda, para que aquélla se seque bien.

Las manchas de masilla, pintura o aceite, se sacan del vidrio raspándolo con una hoja de afeitar usada, y frotando después con un trapo embebido en vinagre caliente. Este último procedimiento ablandará también la pintura seca, después de lo cual el vidrio debe ser repasado con cualquier compuesto común para la limpieza. Hay que tener cuidado que el producto para limpiar pintura no roce la misma, la madera o la masilla.

Si después de este trabajo sobrara el material empleado en él, se puede guardar en un tarro de vidrio.

Como hacer – COLOCACION DE VIDRIOS (2 de 2)

¿Te gustan los artículos? ¡Descarga ahora 270 proyectos en formato PDF!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *