Como hacer CAÑAS para PESCAR

Cuando uno se refiere a una caña de pescar debe pensar necesariamente en una inglesa o en una norteamericana, países éstos de los que nos llegan los modelos que más se adaptan a nuestras necesidades y usos.

Hay una forma sencilla para saber a simple vista la procedencia de una caña, y ésta consiste en la forma de adaptar el riel a la misma. En las inglesas el porta-reel va colocado muy cerca de la base y viene a quedar entre las dos manos; en cambio, en la norteamericana se coloca algo más arriba del mango o empuñadura y sobre la mano derecha.

Esta colocación del reel caracteriza a dos escuelas, sobre todo cuando se trata de cañas de lanzar, habiendo obtenido los norteamericanos mayor distancia que los ingleses.

Si se tiene a mano un catálogo de pesca, se verá la enorme variedad de cañas, de distintos materiales y tamaños. Aquí es cuando el novel aficionado se pregunta cuál es la más indicada. Hay quien gasta ingentes sumas en la adquisición de diferentes equipos, con la esperanza de que, a mejor material, mayor será la pesca. No siempre es así, y si se tiene la suerte de ser bien asesorado por un buen vendedor, que en el fondo sea pescador, el éxito coronará nuestro pasatiempo.

Las cañas para truchas deben ser largas y flexibles, y por lo tanto de una gran resistencia; se las construye de caña o bamboo chino, el cual, por un procedimiento especial, es dividido en varias secciones y encoladas, llevando como alma un alambre de acero. Esta caña es muy difícil de fabricar y por lo tanto su precio es muy elevado.

Para la pesca del dorado, se han construido cañas especiales de un diseño apropiado a la lucha que se desarrolla cuando se sacan esos hermosos ejemplares de nuestro más brillante pez deportivo, ya que el tamaño está en relación directa con el esfuerzo para cobrar la pieza.

Estas cañas tienen un largo total de mts. 2,74.

Si hay interesados por ella, se puede intentar la construcción de una similar de otros tamaños.

Las cañas de lanzar que más comúnmente se usan vienen divididas en dos tramos y en las que el enchufe de bronce niquelado o cromado sirve también como porta-reel.

El primer tramo corresponde al mango, hecho generalmente de nogal americano, hickory de gran flexibilidad que permite un gran esfuerzo sin romperse. La puntera construida en Splít Bamboo en forma sencilla o doble, lujosamente terminadas con punteras de ágata del sistema reversible que permite mediante una vuelta, usar los pasa hilos dobles, en forma tal que cuando un lado de la caña se tuerce se usa el otro hasta enderezarla.

Como todos los aficionados no están en condiciones de comprarse una de estas cañas o porque tengan un gusto especial de pescar con algo que represente el trabajo propio, a ellos van dedicadas estas líneas.

En mi deseo de tener una caña de lanzar, pero de industria casera, utilicé para ello un viejo palo de golf de los llamados de madera (driver), el cual, sacándole la zapata que golpea la pelota, me dio una espléndida vara de hickory de un largo de mts. 1,05.

Mediante una raspa de acero fui’ rebajando progresivamente desde los 17 mm. del enchufe hasta la punta, suprimiendo un engrosa-miento que en esa parte tienen los palos, para llegar a los 11 mm. en el comienzo del empatillado, para luego afinarlo hasta que permita la introducción en el refuerzo metálico del pasador puntero.

Esta vara es de una gran flexibilidad y resistencia y puede ser sometida a un gran esfuerzo sin peligro de rotura.

De la misma medida y calculando el enchufe, es decir, la parte que va dentro de él, se elige un listón redondo de roble cuya adquisición es fácil en los corralones de maderas, de un diámetro de 25 mm., el que debe rebajarse hasta permitir la entrada del enchufe de 18 mm.

Antes de encolar y asegurar las dos partes del enchufe es necesario antes asegurarse mediante la presentación provisoria de la caña, de que ésta queda perfectamente con sus dos tramos en una sola línea. Verificado esto, puede terminarse el trabajo.

Conviene usar un buen pasador puntero de porcelana, así como los otros dos que se colocarán a 41 y 82 cms. del primero. Si se quiere puede colocarse otro en el primer tramo y guardando la misma distancia que los anteriores.

Fig. 1.- Como hacer CAÑAS para PESCAR

CAÑAS PARA PESCAR 1

Como hacer CAÑAS para PESCAR

 

Conviene que estos pasadores sean más bien grandes; 12 mm. de diámetro interno es una buena medida para cualquier hilo.

En un artículo anterior en ComoHacer.INFO se publicó la forma de comenzar y terminar un empatillado que puede efectuarse con algodón mercerizado perlé en el color que más agrade. Terminado este trabajo se le darán varias manos de celuloide disuelto en acetona basta formar una capa no muy fina.

El tramo del mango puede oscurecerse algo, si se desea o dejarlo color natural cuando se barnice todo el conjunto, para lo cual éste debe ser de buena calidad.

Como vemos, esta caña tiene un largo de mts. 2,10, pudiendo reducir el primer tramo para que nos dé uno de mts. 1,80 apto para bote o muelle.

Ahora sólo nos falta colocarle un porta-reel, un reel y un regatón de goma, 100 yardas de buen hilo de lino, una boya de lanzar y la presencia de unos doraditos, aunque sean chicos.

Fig. 2.- Como hacer CAÑAS para PESCAR

CAÑAS PARA PESCAR 2

Como hacer CAÑAS para PESCAR

 

Como no todos pueden tener a mano un palo de golf que no se use, pueden fabricar la vara y hasta darle un tamaño algo mayor a cada una 1,15 ó 1,20 mts., para obtener 2,30 ó 2,40 mts., usando fresno o nogal de Italia. El primero puede encontrarse en astilleros, pues su madera se emplea para la construcción de remos y el segundo en carpinterías, donde siempre abundan muebles viejos, lo que nos asegura una madera perfectamente estacionada. En estas maderas úsese enchufes de 2 0 mm., es decir, varas más gruesas.

Puede observarse en el dibujo la forma de construir el seguro o refuerzo del enchufe. Mediante una mecha apropiada se taladrará un agujero en ambos tramos, encolándose en el puntero un tarugo de madera dura.

Independiente de todo lo anteriormente dicho, el que pueda comprarse una caña de precio, debe hacerlo; no le dará la seguridad de pescar, pero si la sensación de perfección y sobre todo poder decir: “Amigos, pesco con una…!!”.

Como hacer CAÑAS para PESCAR

¿Te gustan los artículos? ¡Descarga ahora 270 proyectos en formato PDF!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *