Recubrimientos Anticorrosivos – La METALOCROMIA

Recubrimientos Anticorrosivos –  La METALOCROMIA

Recubrimientos Anticorrosivos –  La METALOCROMIA, conceptos:

Podemos decir que la metalocromía es la ciencia y arte de la coloración de los metales, que tiene por objeto variar el aspecto natural de los mismos para darles una mas agradable presentación, como así también, preservarlos de la corrosión que se produce en ellos por la acción natural de los agentes atmosféricos o por el contacto con las manos en su manipuleo continuo.

Recubrimientos Anticorrosivos –  La METALOCROMIA, coloracion de metales:

La coloración de los metales puede llevarse a cabo por medio de dis­tintos procedimientos que, en algu­nos casos, se reducen a tratamientos térmicos; en otros, se provoca la co­loración por medio de reacciones químicas producidas en la superfi­cie de los objetos de metal tratados, empleándose también recursos termoquímicos combinados y, por úl­timo, mencionaremos el empleo de lacas y barnices que se adhieren fuertemente a la superficie del me­tal y le dan una hermosa aparien­cia, al mismo tiempo que lo preser­van del aire y la humedad.

Recubrimientos Anticorrosivos –  La METALOCROMIA, proceso:

En todos los casos, los metales que deban ser sometidos a procesos de metalocromía se encontrarán per­fectamente pulidos, limpios y desen­grasados y, encontrándose en este estado, se evitará el contacto de las manos con los mismos; aunque se crea tenerlas perfectamente lim­pias, siempre es conveniente en la manipulación el empleo de pinzas o de guantes, condición indispensa­ble para el buen resultado del tra­bajo.

Fig.1.- RECUBRIMIENTOS ANTICORROSIVOS LA METALOCROMIA

RECUBRIMIENTOS ANTICORROSIVOS LA METALOCROMIA

 

Recubrimientos Anticorrosivos –  La METALOCROMIA, desengrasado del metal:

El desengrasado del metal puede hacerse limpiando las piezas con una muñeca de algodón mojada en nafta, bencina, éter o tetracloruro de carbono; cualquiera de estos agentes es buen desengrasante. Fi­nalmente las piezas deben frotarse con un trapo mojado en alcohol in­dustrial de 95°.

Si se dispone de recipientes de material vítreo y el tamaño de los mismos y el de los objetos a tratar lo permite, puede efectuarse un buen desengrasado sumergiendo las piezas en un baño caliente de agua en la cual se ha disuelto carbonato de sodio en la proporción de 100 gr. por cada litro de agua. Después de este tratamiento, las piezas se lavan con agua limpia y se secan con aserrín.

Recubrimientos Anticorrosivos –  La METALOCROMIA, tipos de metal:

Los metales más comúnmente tra­tados en metalocromía son, en pri­mer término, el hierro y el acero y, en general, el cobre, plata, aluminio, estaño, bismuto, cinc, plomo, antimonio y aleaciones como el latón, bronce, metal blanco, etc.

Para el hierro y el acero pulidos se ha dado siempre la preferencia a la coloración negro mate o bri­llante, azul intenso y, en último tér­mino, en menor escala, otras colo­raciones.

Recubrimientos Anticorrosivos –  La METALOCROMIA, coloracion negra:

La coloración negra, en casi todos los metales, está basada en la for­mación de sulfuros sobre la super­ficie de los mismos, exceptuando loa casos en que al metal tratado le corresponde un sulfuro de otro color, como sería el caso del estaño y del cinc, cuyos sulfuros son blancos. En estos casos, dichos metales re­ciben otro tratamiento para ser co­loreados en negro.

Recubrimientos Anticorrosivos –  La METALOCROMIA, FORMULAS DE METALOCROMÍA:

Coloración negra para objetos pe­queños de acero. Los objetos de acero limpios, pulidos y desengra­sados se sumergen en un baño com­puesto por:

Sulfato de cobre      50 gr.

Cloruro de estaño   20  gr

Ácido clorhídrico     50  gr

Agua de lluvia          500 c.c

Después del tratamiento con este baño, los objetos se lavan dejando correr agua limpia y, después de secados con aserrín, se someten a la acción del azufre en solución con hiposulfito de sodio, acidificado con. unas gotas de ácido clorhídrico.

Hiposulfito de sodio           40 gr.

Azufre (flor de)                     15  gr

Agua de lluvia                    250 gr

Ácido clorhídrico               gotas

Después de sometidos a este baño, los objetos se lavan y secan con aserrín de madera blanca y, a con­tinuación, se frotan con un paño conteniendo polvo de grafito, im­palpable.

Fig. 2.- RECUBRIMIENTOS ANTICORROSIVOS LA METALOCROMIA

RECUBRIMIENTOS ANTICORROSIVOS LA METALOCROMIA

 

Recubrimientos Anticorrosivos –  La METALOCROMIA, TRES   FORMULAS   DISTINTAS PARA COLOREAR DE AZUL EL ACERO:

1.      Recubrimientos Anticorrosivos –  La METALOCROMIA, Usada para piezas de poco volumen:

a)  Hiposulfito de sodio      140 gr.

     Agua   destilada                 1 litro

b)  Acetato de plomo              35 gr.

     Agua  destilada                  1  litro

Se mezclan las soluciones a) y b) y se calientan hasta ebullición, su­mergiendo en este momento los ob­jetos. En este tratamiento el metal adquiere un color azul similar al obtenido por recocido.

2.   Recubrimientos Anticorrosivos –  La METALOCROMIA, Para azul obscuro:

Alcohol de 95°           30 c.c.

Ácido nítrico               15   c.c

Sulfato de cobre          8 gr.

Agua destilada        125 c.c.

Se extiende esta solución sobre el metal pulido y desengrasado, se deja secar y se frota con un trapo de lana obteniéndose un hermoso color muy sólido.

3. Recubrimientos Anticorrosivos –  La METALOCROMIA, Proceso en caliente para el azul

Se calienta una barra de hierro que guarde proporción con la pieza que se quiere azulear y, cuando la mencionada barra se en­cuentra al rojo, se asienta sobre la misma la pieza, la cual, en contacto con la barra caliente, va tomando distintos tonos de coloración, desde el amarillo pálido al azul obscu­ro; cuando se observa que ha ad­quirido el grado de color deseado se deja caer rápidamente en un reci­piente con agua fría y, en esta for­ma, conserva su coloración; luego se seca en aserrín caliente y, una vez bien seca, se frota suavemente con miga de pan mojada en aceite de oliva.

Recubrimientos Anticorrosivos –  La METALOCROMIA, Bronceado del hierro.

Se expo­nen las piezas de hierro a los vapo­res de una mezcla de partes iguales de ácido clorhídrico y nítrico du­rante cinco minutos. Para esta operación, se requiere una cápsula de porcelana y un soporte para calen­tarla a fin de que se provoque el desprendimiento activo de vapores; el hierro así tratado, se calienta después entre 300 y 350? de temperatu­ra, hasta que el color bronce apa­rece perfectamente Visible. Se re­cubre entonces con una capa de vaselina y se calienta nuevamente hasta que la misma se evapore por la acción del calor, quedando el hierro bronceado.

Recubrimientos Anticorrosivos –  La METALOCROMIA, Hierro pardo dorado.

Sobre la superficie limpia del hierro se de­posita una capa de una mezcla for­mada por 3 partes de pentasulfuro de sodio, 1 parte de acetato neutro de plomo y un poco de jarabe. Se calienta luego hasta que aparece la coloración deseada y, finalmente, se lava y seca con aserrín.

Fig. 3.- RECUBRIMIENTOS ANTICORROSIVOS LA METALOCROMIA

RECUBRIMIENTOS ANTICORROSIVOS LA METALOCROMIA

 

Recubrimientos Anticorrosivos –  La METALOCROMIA, Decorado "moiré" dé la hojalata.

Se calienta la hojalata en un horno a temperatura graduable lle­vándola a 280° y se sumerge en el baño siguiente:

Cloruro de estaño   2 partes

Agua destilada        4     “

Ácido nítrico             1     “

Ácido clorhídrico     2     “

Después de unos minutos se retira del baño, se lava, seca y pinta con una solución alcohólica de laca en escamas (goma laca) coloreada con el pigmento de anilina que se desee.

Recubrimientos Anticorrosivos –  La METALOCROMIA, Laca dorada para hojalata.

Se lava cuidadosamente la hojalata con una brocha y seca, se trata con una mezcla de aceite de linaza cocido y 2 partes de laca al copal obscura y se seca en una estufa.

La laca al copal se  prepara  de acuerdo con la siguiente fórmula:

Copal pulverizado                30 gr.

Aceite de linaza                  100  “

Litargirio                                    2  “

Se hierve hasta la disolución com­pleta de los ingredientes; se enfría luego a unos 90° y se le añaden 100 c.c. de esencia de trementina.

Fig. 4.- RECUBRIMIENTOS ANTICORROSIVOS LA METALOCROMIA

RECUBRIMIENTOS ANTICORROSIVOS LA METALOCROMIA

 

Recubrimientos Anticorrosivos –  La METALOCROMIA, Laca policroma para hojalata.

Para colorear de verde o dorado la hojalata se emplea el siguiente pro­cedimiento: Se toman 30 partes de acetato de cobre cristalizado y se pulverizan en un mortero de por­celana dejando en un plato de loza este pulverizado, expuesto al aire libre durante varios días. Veremos que, al tiempo, se ha formado un polvo color pardo; este polvo se mezcla pon esencia de trementina y, agitando cuidadosamente, se le aña­den hasta 100 gramos de laca al co­pal calentada a 70° C. Al cabo de 15 minutos se coloca la mezcla en un frasco que se deposita en lugar caliente y se agita con frecuencia. Este preparado, que tiene color ver­de obscuro, da sobre la hojalata a las tres o cuatro aplicaciones, un hermoso color verde. Son suficien­tes dos aplicaciones para obtener el color dorado, teniendo, en este úl­timo caso, que calentar la hojalata en un horno secador.

Recubrimientos Anticorrosivos –  La METALOCROMIA, Plata oxidada.

Para la colora­ción obscura de la plata bruñida se sumergen las piezas en una solu­ción de:

Sulfuro de amonio  200 c.c.

Agua destilada        500   “

Y se mantienen en esta solución has­ta que el metal tome el color obs­curo deseado. Luego se lavan, secan con aserrín y se pulimentan. Este método se emplea para las arañas de alumbrado y otros artefactos da bronce con baños de plata, los que, con un adecuado pulimento, toman un hermoso aspecto de plata vieja, que para que perdure se le aplica un barniz o laca transparente que lo protege.

Recubrimientos Anticorrosivos –  La METALOCROMIA, Si se sumergen los objetos de pla­ta en una solución de:

Sulfato de cobre        30 gr.

Agua destilada        250  “

Sal de amoníaco       10 “

Vinagre blanco        100 “

Se obtiene una coloración parda.

Deja tu comentario sobre: Recubrimientos Anticorrosivos –  La METALOCROMIA

Descarga aqui: RECUBRIMIENTOS ANTICORROSIVOS LA METALOCROMIA

Recubrimientos Anticorrosivos –  La METALOCROMIA

¿Te gustan los artículos? ¡Descarga ahora 270 proyectos en formato PDF!

4 comentarios

  • Andrés Gómez

    Excelente información me ha sido muy útil. Gracias.

  • paublo

    Hola todo lo que tienenen esta paguina es marabilloso me ha gusgtado mucho, y quiciera aprovechar la oortunidad para pedirles un favor y es que necesito construir unas hornillas calefactoras para calentar algunas sustancias, y yo he visto quehay unas resistencias dentro de ornillas de arcilla en su interior o sea que estan totalmente cubiertas por arcilla o ceramica o porcelana no se que material es pero cuando se conectan se ponen rojas por dentro y producen una gran temperatura, yo ya prove pero no me resulta si me pueden ayudar se los agradecwere mucho gracias

  • Interesante articulo, verdad?

  • Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *