Como hacer – Aplicaciones de la NAFTALINA

Por francisco José Vallejo

La naftalina es un hidrocarburo que se presenta en masas blancas, cristalinas, y que se reconoce fácilmente por su olor peculiar, muy característico. Es un subproducto de la destilación del alquitrán de hulla, que se separa cuando se enfrían los aceites obtenidos en el condensador. Es insoluble en el agua, muy soluble en las fracciones livianas derivadas del petróleo, funde a 799 C. y se sublima con facilidad, es decir, que se vaporiza sin fundir. Por esta razón debe conservársela en recipientes de buen cierre y en lugares frescos.

COMO SE CONSIGUE UNA LUZ MUY VIVA CON EL GAS DE ALUMBRADO

Aunque en la actualidad no se utiliza el gas de hulla para el alumbrado, invitamos a los lectores a que hagan este interesante experimento, que demuestra cómo aviva la naftalina la luz producida por aquél.

A la salida de la cañería de gas se adapta un recipiente de metal en la forma que ilustra la figura 1. Este recipiente llevará una tapa a tornillo por su parte superior, que permita purgar el gas que contenga cuando no se encuentre en uso. El caño que sale de su fondo también es de metal, y en su extremo de la parte exterior se adapta un pico mariposa para gas. En el recipiente se colocan bolitas de naftalina, como se ve en la figura.

Fig.- Como hacer – Aplicaciones de la NAFTALINA

usos de la naftalina 1

usos de la naftalina 1

Para usar el dispositivo, no hay más que hacer pasar el gas por el tubo que lo conduce de la cañería principal, y encenderlo por la mariposa acoplada al tubo del recipiente de la naftalina. El calor producido por la llama favorecerá la vaporización de la naftalina, cuyos vapores serán arrastrados por el gas de alumbrado y quemados conjuntamente con éste, con lo que la llama resultante será mucho más brillante.

Retirando la tapa a tornillo de la parte superior del recipiente, puede recargarse con naftalina cuando ésta se haya vaporizado casi por completo.

COMO SE CONSIGUE QUE LAS FLORES DE UN HERBARIO CONSERVEN SU COLOR

Para evitar la decoloración que generalmente provoca el secado de las flores de un herbario se recomienda someterlas a la acción de una solución de naftalina. Esta solución se prepara dejando la naftalina en bencina hasta que no se disuelva más, hasta conseguir la saturación.

Como con respecto a las flores violetas y rojas, la solución de naftalina desarrolla una acción ligeramente alcalina, por consiguiente, a cada 50 partes de ella debe agregársele una parte de solución de ácido salicílico en alcohol absoluto.

Fig.- Como hacer – Aplicaciones de la NAFTALINA

usos de la naftalina 2

usos de la naftalina 2

En, la mayoría de los casos, es suficiente con sumergir los flores o las plantas en la solución conservadora ; cuando se trate de un material delicado, se vierte sobre él la solución gota a gota, y se acelera su secado soplando aire. Al final, quedará sobre el material tratado una capa de cristal de naftalina. La operación se realizará en un recinto templado, pero cuidando que no haya fuego en su interior, pues hay que tener bien presente que la bencina es sumamente volátil e inflamable.

Sobre las plantas carnosas y sobre las cortadas se depositarán una gruesa capa de cristales de naftalina. Las partes huecas, las campanillas, por ejemplo, deben impregnarse en primer lugar por su pared interior, e inmediatamente por la exterior.

COMO SE IMITA LA ESCARCHA SOBRE LAS RAMAS DE UN ARBOL DE NAVIDAD

Las ramas del árbol de navidad que vayan a someterse a este tratamiento deben encontrarse completamente secas. En un recipiente cualquiera de metal o de vidrio resistente al fuego se colocan dos o tres bolitas de naftalina. Se introduce por su parte superior una de las ramas del arbolito de navidad, y se recubre el resto de la boca con un cartón, de manera que los vapores que se produzcan en el recipiente no se pierdan (fig 2).

Se calienta el recipiente. La naftalina se sublimará y sus vapores irán a condensarse sobre las ramas del árbol. Esta operación se repite con las otras ramas hasta dejar a todo el árbol recubierto de cristalitos de naftalina, que lo hacen aparecer como si se encontrase cubierto de copos de nieve.

INSECTICIDAS LIQUIDOS

Se sabe que la naftalina tiene marcadas propiedades insecticidas. Se verá, pues, cómo puede utilizársela para la preparación de insecticidas líquidos.

Cuando las plantas se encuentran atacadas por parásitos e insectos dañinos, conviene pulverizar sobre ellas un producto preparado así: se disuelven 12 kg. de naftalina en 4 kg. de alquitrán caliente de hulla . Por separado se apagan 24 kg. de cal viva en 100 litros de agua. Sobre la lechada resultante se vierte poco a poco y agitando la solución obtenida en primer término, con lo que se tendrá listo el insecticida.

Este otro producto es más apropiado para el tratamiento de las paredes y pisos de las habitaciones infectadas por parásitos. Se compone de 30 partes de naftalina, 50 partes de alquitrán y 200 partes de salicilato de metilo.

Entre las grietas de los pisos y de las paredes conviene introducir un mástic hecho amasando el líquido indicado anteriormente, con un polvo inerte, que muy bien puede ser ocre, tiza, etc.

Como hacer – Aplicaciones de la NAFTALINA

¿Te gustan los artículos? ¡Descarga ahora 270 proyectos en formato PDF!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *