Como hacer un BARCO A ESCALA – La Goleta “Sarandí”

la coleta de sarandi 1

Como hacer un BARCO A ESCALA – La Goleta “Sarandí”

Modelismo Naval

Por Luis Segal

Presentando a nuestros modelistas otro modelo de navíos memorables de nuestra Armada, nos es grato presentar hoy todos los planos y detalles necesarios para la construcción de la goleta “Sarandí”, de tan gloriosa historia.

La “Sarandí” era un típico Baltimore Clipper, es decir, una goleta con velas cuchillo y cuadras, con un casco de gran ligereza y belleza de líneas, con quilla muy inclinada hacia atrás y, característica descollante de estos navíos, con mástiles extremadamente inclinados hacia popa, es decir, sumamente lanzados. Esto, a más de aumentar la velocidad, producía un efecto de ligereza sumamente notable.

El casco

¿Como hacer la Golera “Sarandi” a escala ? Para la construcción de la “Sarandí” comenzaremos por el casco. Como de costumbre, apelaremos al método del bloque sólido, o del “pan y manteca”. Tratándose de un casco pequeño, casi sería preferible el primero, pero ello quedará librado a las posibilidades de cada uno.

En cualquiera de los casos, una vez conseguida la madera necesaria para el casco, se procederá a dibujar sobre la misma los perfiles de costado y plasta, con líneas gruesas a lápiz. Cortando con sierra sin fin o serrucho de punta, tendremos en forma basta la figura aproximada del casco. Se entiende que el perfil debe tomarse siempre hasta la línea del alefriz (Extensión de la quilla que sirve de soporte al talón del timón) , o sea, hasta el punto en que la quilla, roda y codaste se encuentran con el casco, donde va la traca de aparadura o primera tabla del forro.

Procédase a fijar el conjunto sobre un taco de madera, atornillando, que servirá para sujetar todo sobre una morsa y proceder al tallado del casco.

El perfil de las plantillas está indicado en la vista en corte, cada una de cuyas líneas curvas indica el perfil de una sección transversal. Usando cartón Brístol o madera terciada fina se calcará el perfil de cada sección transversal, indicando asimismo la línea que indica la línea de flotación (LWL) y numerando cuidadosamente cada plantilla. Recortar cuidadosamente cada sección y tendremos formadas las plantillas para el trabajo subsiguiente.

la coleta de sarandi 4

la coleta de sarandi 4

El trabajo de tallado es, como siempre lo repetimos, muy importante. Las plantillas deben siempre apoyarse perpendicularmente a la línea media. Es importante marcar con lápiz sobre el casco, con líneas rectas, el lugar exacto en que debe apoyarse cada plantilla, numerando asimismo para evitar errores. Una plantilla incorrectamente apoyada producirá errores considerables, ya sea produciendo un casco muy abultado, que eventualmente puede corregirse, o, lo que es más grave, si se apoya la plantilla fuera de la vertical, puede inducir a cortar un exceso de madera, que estropeará irremediablemente el casco.

Cada plantilla indica solamente la mitad del casco en ese punto, como de costumbre, por lo que, en general, conviene primeramente dar un tallado preliminar a todo el casco, es decir, hasta producir un ajuste aproximado de las plantillas de proa a popa, dejando una cierta cantidad de madera extra como precaución. Luego, alternativamente a babor y estribor, comiéncese el tallado definitivo, comenzando desde la sección maestra, o ancho o manga máxima.

El tallado es la operación más importante en la construcción del casco, y de su terminación depende en definitiva todo el modelo. Los formones, gubias, raspas gruesas y medianas y cepillitos de base recta y curva, nos ayudarán en esta parte del trabajo.

Terminado el tallado, se prosigue con el pulido y lijado a fondo. No olvidar que un lijado con papel No. 1 puede sacar más de 2 mm. de madera, por lo que conviene ir con precaución. Trocitos de vidrio también son sumamente útiles.

Como hacer un BARCO A ESCALA – La Goleta Sarandí 7

Como hacer un BARCO A ESCALA – La Goleta Sarandí 7

No deben quedar huecos ni desigualdades, los que saltan a la vista de manera muy fea.

El casco queda de esta manera formado en sus aspectos perfil y corte. .

El arrufo, o línea del puente de proa a popa, está indicado con dos líneas. Una de ellas indica el perfil tomado en los puntos en que el puente encuentra el casco o amuras, es decir, a los costados. La otra, indica el perfil del puente tomado por su centro. Entre las dos líneas queda un espacio de aproximadamente tres mín., lo que indica que esta distancia es la altura del boleo o curvatura del puente que permite evacuar rápidamente las aguas embarcadas en tormenta.

Esta curvatura debe realizarse en forma pareja. Para ello realizaremos una plantilla de cartón, en la que dibujaremos el perfil del puente y recortamos luego. Usando este patrón se procederá a dar al puente en forma pareja su perfil, sin desniveles apreciables. Es muy importante que la curva sea suave y pareja de proa a popa, tal como indica el plano.

Roda, codaste y quilla:

Estas tres piezas se cortarán de madera de grano fino y dura (guatambú, viraró, cedro, etc.). Observar que las uniones entre pieza y pieza llevan pequeños- escarpes o encastres, que contribuyen a dar solidez a la trabazón. Las piezas se encastran en el casco, como de costumbre, perfectamente en el centro de la línea de crujía (línea media), si es posible en pequeños huecos longitudinales trazados a formón, para evitar luces o malos ajustes entre el casco y las piezas. De ese modo, con un encastre de 1 mm. unido a cola de caseína y algunos clavitos finos sin cabeza, el conjunto quedará satisfactoriamente robusto. Pulir con precaución alisando cualquier aspereza, Obsérvese que el codaste es más ancho en su sección anterior, haciéndose más fino hacia la parte que linda con el timón propiamente dicho.

Soporte:

A esta altura del trabajo es conveniente realizar el soporte definitivo. El método usual más conveniente es usar una base de madera lustrada y tornear dos pequeñas columnitas de bronce de unos 5 cm. de altura y 8 cm. más o menos de espesor. Cada columnita lleva fresada una ranura de la altura de la quilla. Se perforan en la base dos orificios para dos largos tomillos de madera, los cuales pasan a través de la base, atraviesan cada una de ambas bases de bronce y terminan atornillados en el casco, formando el conjunto de base columnas casco un sólido unido y resistente.

Amuras:

Son sumamente sencillas, pues son corridas de proa a popa. Véase primeramente que nuestro navío lo equiparemos con catorce cañones, siete por banda, aunque originariamente la “Sarandí” estaba equipada solamente con seis cañones. Para cada amura tomaremos un listoncito de unos 20 mm. de altura y 3 mm. de espesor, y del largo aproximado de proa a popa. Presentándolo contra la amura con unos alfileres nos indicará el casco la línea a recortar. Marcarla con lápiz, repitiendo esta operación para cada amura, y luego recortar, dejando una altura uniforme de unos 20 mm. contados desde la línea indicada. Obtendremos así unas tiras de madera curvadas que siguen la línea del arrufo. Es menester ahora realizar en el casco los encastres, de unos 6 mm. de altura y 2 mm. de profundidad, en los cuales irán encastradas las amuras. Estos encastres se realizan igualmente siguiendo la línea del arrufo, y sólo tienen por objeto asegurar las amuras al casco, de modo que, una vez clavados y encolados, puliendo, no se note la línea de continuidad entre el casco y las amuras. Una vez perfectamente secos ambos encolados de las amuras se procede a marcar con lápiz los rectángulos que son las portas de los cañones. Verificar que estas portas sean siempre perpendiculares a la línea- de flotación y no al puente, es decir que sus líneas son todas paralelas unas a otras.

Se cortan luego con sierra de calar los orificios, cuidando que el corte no llegue sino precisamente hasta la línea marcada, que es en caso diferente de la altura del puente.

Como hacer un BARCO A ESCALA – La Goleta Sarandí 10

Como hacer un BARCO A ESCALA – La Goleta Sarandí 10

PUENTE:

El puente, en primer lugar, debe tener dibujados los lugares en que va cada uno de los diversos accesorios, sea el cabrestante, escotillas, tragaluces. Este dibujo se calca de la vista en planta.

Seguidamente se procede a colocar los trancaniles, sumamente sencillos en este caso, ya que la línea es suave y no está quebrada. Los trancaniles serán de cedro o caoba de 3 mm de ancho por 1 mm. de espesor, y su largo va ininterrumpidamente de proa a popa, adosados a las amuras y actuando como junta entre las amuras y puente en los puntos en que ambos se juntan. El borde interno de cada trancanil debe redondearse ligeramente. Cola y clavitos pequeños es la receta usual para los mismos.

 

 

El puente propiamente dicho se dibujará primeramente con regla y lápiz con líneas a 3 mm. más o menos una de otra. Luego, con una limita triangular se harán las muescas a lo largo de dichas rayas, no muy profundas, y con suma precaución. El efecto se torna más realístico si se frota algo de tierra siena de modo que penetre en el fondo de dichas ranuras. Luego se frota con un trapito limpio para eliminar el exceso, y dando una mano suave de barniz copal o cristal al puente, quedará listo para el trabajo siguiente.

El timón:

 

DESCUBRE EL CONTENIDO que falta de este interesante artículo. Solo haz Click en "Me gusta" o "Compártelo" y disfruta del articulo completo GRATIS, además obtendrás un link de descarga en formato PDF.

 

Como hacer un BARCO A ESCALA – La Goleta “Sarandí”