Como ENLOZAR – FABRICACIÓN de artículos ENLOZADOS – 2 de 3

Es lógico que no vamos a empezar el horneo con una chapita, lo aprovechamos para varias pruebas. Calentado el horno a 900? C aproximadamente, más de 1000 no es posible por no aguantar la resistencia. Colocamos la primera chapita al horno sobre una pequeña planchuelita doblada en forma da U para que no toque el suelo de la mufla y se pueda colocar y sacar más fácil con la horquilla. Calculamos 5 minutos, suficientes para la vitrificación, lo que puede acortarse o prolongarse según el grado de calor, espesor de capa de fundente o espesor de chapa. También influye la composición del fundente, que puede ser duro o blando según el porcentaje de cuarzo y bórax que contiene. Una vez horneada la chapita debe tener brillo, lisa, sin burbujas ni hervores, de color azulado, oliva oscuro, hasta casi negro; de lo contrario búsquese el defecto en la limpieza, u horno frío, y cuando el fundente casi desaparece, es por mucho fuego o capa muy delgada.

La cuestión es practicar, consultar, hasta conseguir buen resaltado.

La operación siguiente es la aplicación de esmaltes, lo que hacemos del mismo modo que con el fundente, pero la capa de esto puede ser más gruesa; se seca lentamente y cuando está bien seco se hornea en horno algo más bajo. Para algunos esmaltes es suficiente 700 grados C para su perfecta vitrificación. Con algo más de práctica, conseguiremos conocer el calor del horno por su color, sin usar el pirómetro o conos. En general es más conveniente tener et horno algo más alto q le bajo, siempre acortando el tiempo de horneo.

Ya tenemos las chapitas horneadas con fundente y esmalte, no falta más que aplicar las letras… Vds. saben cómo trabajan los pintores con las estampas. Ellos aplican la pintura en el lugar donde la estampa es recortada, y nosotros el esmalte primeramente aplicado y secado, cepillamos con el cepillo hasta que desaparece todo menos las letras formadas y cubiertas con la estampa. Se limpia el papel recortado, se saca el polvo con plumero fino, se retoca coa ti 11 palito puntiagudo, y se hornea con cuidado en horno alto para que no aparezcan las burbujas en la superficie. Las chapas en general se enlozan con una mano de fundente y otra de esmalte, pero en blanco es conveniente aplicar dos manos, pero hay que tener en cuenta que cuanto más fina sea la capa de esmalte, más resistencia y flexibilidad tiene el enlozado.

El hierro fundido es algo más complicado para enlozar. Su contracción es muy importante y debe combinar con más exactitud con la del esmalte, para no producirse cuarteado o despegado del esmalte, y como no conocemos la composición del hierro no podemos analizarlo, pero si queremos enlozarlo bien, vamos a procurar de acertar la contracción del esmalte con el modo de cambiar su fórmula básica, agregando el cuarzo o soda hasta que consigamos su perfecta adherencia.

La limpieza del hierro fundido se hace mejor sin ácidos, empleando arena con aire, pero nosotros nos conformamos con cepillo de acero, y en caso de ser muy oxidado es conveniente requemarlo en el horno hasta que se torne rojo.

El procedimiento líquido es muy parecido a los de chapas, pero sus esmaltes son diferentes y el horneo se hace en horno más bajo, en tiempo mucho más largo.

El proceso seco es lo más fácil en enlozado. Las piezas arenadas, limpias, se cubren con fundente muy chirlo, se secan rápido, y se colocan en horno hasta que toman el mismo color de horno, se sacan y lo más pronto y ligero se aplica el esmalte en polvo con un coladorcito, golpeándolo con algo del mismo como se aplica azúcar sobre los pasteles, hasta que no se pega más el esmalte por estar la pieza ya enfriada. Se coloca al horno para que se funda y alise el polvo. Esto se repite otra vez hasta que la pieza está bien cubierta, lisa y pareja con mucho brillo. Ahora hay que observar si enfriándose las piezas no suenan, lo que significa que se cuartean. En tal caso conviene cambiar la fórmula según el defecto. También se pueden sumergir las piezas calientes en el polvo, pero este esmalte debe ser más blando y con más opacificador para cubrir bien el hierro con capa fina de esmalte. Este proceso se recomienda usarlo en piezas pequeñas, como las perchas, portavasos, capillos, etc., y en grandes cantidades.

FABRICACION DE ESMALTES

En principio queremos informar a nuestros lectores que las fórmulas publicadas no son copiadas de ninguna parte. Son fórmulas compuestas, ya aprobadas por el autor y usadas en varias fábricas de enlozado.

Fundente para las chapas

En un mortero de vidrio pesamos, mezclamos y molemos los siguientes minerales y drogas, para fundente blando la primera receta y para el duro la segunda:

Fig. 1.- Como ENLOZAR – FABRICACIÓN de artículos ENLOZADOS – 2 de 3

enlozado 3

Como ENLOZAR – FABRICACIÓN de artículos ENLOZADOS – 2 de 3

 

 Como ENLOZAR – FABRICACIÓN de artículos ENLOZADOS – 2 de 3

¿Te gustan los artículos? ¡Descarga ahora 270 proyectos en formato PDF!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *