Como pescar las LAMPREAS ARGENTINAS (2 de 2)

Conocida vulgarmente como Anguila argentina, babosa de mar o Bandera argentina, así llamada por los pescadores del río San Cruz, haciendo alusión a las fajas longitudinales blancas y verde-azuladas que se extienden sobre las regiones laterales y dorsal y que dan al animal cuando nada, el aspecto de un gallardete que flamea.

En 1895 el doctor Berg indica la presencia de esta especie en el Río de la Plata con dos ejemplares, uno sacado en San Isidro y otro en el Dock Sur.

Geotria australis, llamada vulgarmente lamprea de balsa. En cuanto a su distribución geográfica, es la misma que la de la especie anterior, ríos del centro y sur de Chile, Australia y Argentina sur hasta el río de la Plata.

No se menciona su valor comestible pero sí su presencia en los mercados de Buenos Aires. Es comun encontrarlos en expendios de absatos o pescaderias de argentina.

En Ushuaia, donde es muy común se conoce bajo el nombre de babosa de mar, que corresponde al nombre Yaghan de Chkutauelic a la Myxine glutinosa, que alcanza un tamaño medio de m. 0.50 en estado adulto. De un color gris aceitunado sobre el dorso y gris violáceo sobre el vientre.

Según una observación de Fridtjof Nansen que pudo comprobar el doctor Lahille en Ushuaia, las mínimas en su estado joven son en general o siempre, del sexo masculino y más tarde, se transforman en hembras.

Fig. No. 1.- Como pescar las LAMPREAS ARGENTINAS (2 de 2)

pesca - lampreas argentinas 3

pesca – lampreas argentinas 3

LINEA PARA PEJERREY

Como en mi correspondencia encuentro que hay muchos nuevos cultores de la pesca y solicitan datos sobre construcción de líneas para la pesca del pejerrey, les aconsejo que en sus comienzos se dediquen a la caña, usando’ una línea corta de no más de cinco anzuelos para que su uso les resulte más fácil, ya que con una más larga, el resultado sería, a no dudar, el mismo.

Los uruguayos y en especial, el patriarca de la pesca, en ese país, el Sr. Druillet, no están de acuerdo con nuestra forma de pescar, ya que las líneas que se usan aquí tanto en el mar como en el río, son de múltiples anzuelos, así las han bautizado como “palangres” o espineles dé caña, considerándolas poco deportivas y con justa razón. Cita el caso de un pescador argentino que en dos horas sacó 122 pejerreyes. Ellos pescan con líneas de uno o dos anzuelos, líneas sencillas y equilibradas.

Para nuestra pesca de flote, la más indicada es la de cinco anzuelos. Las boyas serán de un diámetro de 25 mms. ’ y estarán espaciadas cada 40 cms. Para la madre puede usarse seda o catgut número 14. Para las tanzas, crin de Florencia o catgut HST° 10 ú 11. Anzuelos Nos.: 4, 5 ó 6, numeración de Pennell o similares. Antes de la primera boya, se colocará una boya pintada de distinto color e igual a esta la boya última o puntera.

Pintadas así, las de los extremos, es fácil notar, el pique y el hundimiento de cualquiera de las de la línea.

El complemento de esto sería una buena caña, enteriza o de 3 ó 4 tramos, cuyo puntero no sea muy flexible y un hilo de algodón, pero mejor de seda trenzada, con varias manos de cualquier sustancia que le permita flotar en el agua. Esto, que parece un nimio detalle, es de fundamental importancia en la pesca del pejerrey, pues el hilo al hundirse en el agua no nos permite clavar la pieza con la celeridad debida; además, el ruido, perceptible para el pez, hace que éste en más de una ocasión suelte la carnada y se aleje asustado.

Como pescar las LAMPREAS ARGENTINAS (2 de 2)

¿Te gustan los artículos? ¡Descarga ahora 270 proyectos en formato PDF!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *