Como hacer una CONEJERA – PALOMAR

Como hacer una CONEJERA – PALOMAR

Es cosa poco corriente que en una casa habitación término medio, se disponga actualmente del espacio necesario para hacer una conejera, o un palomar que permita alojar unos pocos animales domésticos, cu­ya crianza contribuirá a solucionar las dificultades de la variedad en las comidas que se presentan al ama de casa, Y aún cuando hubiera es­pacio, se presenta el problema que detiene a muchas personas, de tener que abandonar al propietario del in­mueble, si éste es alquilado, toda la construcción, incluido costo y mano dé obra.

Sin gastos excesivos, y con relati­vamente poco trabajo, es posible pre­parar un abrigo para palomas y co­nejos, que como no se fijará en forma definitiva al suelo, se podrá cambiar de lugar siempre que sea necesario, y cuyo aspecto no desme­jorará el de una casita o chalet primorosamente cuidado.

Su aspecto es el de una gran paja­rera, con un cuerpo superior; su vo­lumen total es aproximadamente de 1 1|4 metros2. y su peso, a lo sumo, de 20 kgs. La altura máxima, a contar del suelo, es de 1.65 metros; la base tiene 1.20 mts., de ancho por 0.70 mts., de fondo.

La estructura de carpintería se hace con troncos rústicos, sin descor­tezar, elegidos del largo necesario para no tener que hacer ensambla­duras, y lo más derecho que puedan conseguirse.

La construcción entera necesita los siguientes materiales:

Para el fondo y el frente: 4 tron­cos de 1.20 mts., (costados); 2 de 1.50 (medianos); 6 de 1 mt.; y 12 de 0,55 mts., o sea 22 metros de largo total.

Para los costados y las puertas: en total, 18 metros de largo de listo­nes de madera de 22 cms„ de ancho y 15 mms. de espesor.

Tela metálica de malla abierta: 6 metros de 0,50 mts., de ancho.

Chapas de zinc: 5 trozos de 0.35 por 0.50 mts.

Papel alquitranado para el techo: 1 metro cuadrado de superficie.

Alambre de hierro galvanizado pa­ra las costuras; reja, ligaduras; cla­vos; 0.40 mts. de correa de cuero, o bien 10 bisagras para puertas; 5 chápas metálicas para cerraduras, o ganchos.

Una yez en posesión de todo este material se puede comenzar el traba­jo de montaje.


CONSTRUCCION DEL FRENTE Y EL CONTRAFRENTE

Con los troncos de 1.20 mts., de largo se hacen dos cuadros de 1 me­tro de lado, idénticos entre sí, de mo­do que el fondo se levante 20 cms., sobre el suelo, lo que permitirá efec­tuar la limpieza de la jaula, y evita­rá que la humedad ataque su piso.

Uno de los troncos de 1.50 mts., se pone paralelamente a los dos cos­tados verticales del cuadro, equidis­tante de ellos. Todas las ensambla­duras se hacen con clavos y se re­fuerzan con ligaduras de alambre, dispuestas en cruz. La parte superior de este tercer montante excederá en 50 cms„ la parte superior de los otros dos laterales, y se une a los án­gulos de cuadro por medio de otros troncos oblicuos de menor tamaño.

Enseguida se ponen los dos mon­tantes verticales de 50 cms., co­rrespondientes al palomar, y se unen sus partes superiores por medio de traviesas de 55 cms de largo.

Los dos cuadros reciben el agrega­do de la red metálica, que se clava

sobre los montantes y sobre los cos­tados del cuadro; se hace lo mismo con la pajarera de la parte superior.

Una vez así preparados el frente y el contrafrente, se puede pasar a la construcción de las caras laterales, que se hacen con las planchas de madera, reservando un espacio vacío de 30 x 33 cms., para las puer­tas, que se hacen por separado, fiján­dolas a las traviesas por medio de las correas de cuero o por las bisa­gras.

Antes de armar la estructura do los cuatro costados los pisos de las divisiones interiores deben ser pues­tos en su lugar; lo mismo se hace con el de la pichonera, pajarera o palomar. Los de las 2 divisiones del piso superior, se apoyan sobre los troncos horizontales del cuadro; des­pués se separan las dos partes en que va dividida la conejera por me­dio de un tabique de red metálica que se clava a los montantes inter­medios del frente y del contrafrente.

Antes de colocar las dos caras la­terales hay que practicar en las plan­chas de madera unas aberturas rec­tangulares de 3 cms., de alto por 36 de largo, para poner y sacar a voluntad las chapas de zinc con que se recubre el piso. Uno de los ángulos de estas chapas debe ir ligeramente redondeado, de modo que forme una gotera por la que se escu­rrirán las aguas servidas, que de es­te modo tendrán rápida salida; la escurridera podrá combinarse con un tubo de desagüe que conduzca los líquidos a tierra, o mejor aún, a un resumidero.

La unión de los cuatro costados, dos de ellos con reja, y dos llenos, se efectúa cuidando la solidez de las ensambladuras, hechas, como diji­mos, con clavos y ligaduras metá­licas.

El techo se hace con planos de ma­dera convenientemente recortados, cubiertos con papel embreado de la mejor calidad, que se sujeta por me­dio de pequeños clavos de tapicería.

Las puertas, con sus bisagras o correas de cuero, ya se han puesto en los costados, sobre las aberturas correspondientes. Se da una o dos manos de pintura al aceite a todas las chapas para preservarlas de la acción de la lluvia, puesto que la construcción deberá estar expuesta a la intemperie.

La construcción así dispuesta com­prende cuatro divisiones distintas de 70 x 50 cms. de superficie, es­pacio suficiente para alojar cómo­damente a una madre y su cría. En cuanto a la jaula superior, ya hemos dicho que puede servir de palomar o de pajarera.

La ventaja de esta construcción consiste en que puede ser realizada por cualquier aficionado a los traba­jos manuales, aún cuando no sea práctico, y sobre todo, en la posibili­dad de desplazarla totalmente para conducirla al lugar en que convenga en cada caso.

¿Te gustó el artículo? ¡Ahora puedes comprar 270 proyectos en formato PDF!