Como hacer una CARTERA o PORTAFOLIO en CUERO (2 de 2)

El forro de cuero y las divisiones

El interior de la cartera está reforzado por una capa de cuero D, que sirve de forro a las partes 2 y 3 del cuerpo A.

En algunos portafolios únicamente se hace en cuero la parte visible de los bolsillos, siendo lo demás de tela.

De cualquier modo, un pedazo de género exactamente igual a la hoja de cuero D, servirá para forrar el interior del bolsillo de seguridad. En principio, toda cartera bien hecha debe tener todas sus partes de cuero forradas con un espesor de tela.

Quedan por hacer las divisiones. Hemos previsto dos a la izquierda (con el portafolio abierto normalmente en la mano), y uno a la derecha. Esto es casi un mínimo, para no perder la claridad en los dibujos ni en las explicaciones, pero es evidente que se pueden hacer cuantas se deseen, cuidando, como dijimos, que no se recubran unas a las otras, tapándose por completo.

Las partes A, B y C ofrecen un ejemplo de la disposición que se debe dar a las divisiones.

Para mayor comodidad, es conveniente poner fuelles entre el cuerpo de la cartera y sus bolsillos, que, en caso de ser varios, se deben considerar como partes constituyentes de un todo, y en consecuencia el fuelle quedaría colocado entre el cuerpo de la cartera y el grupo de bolsillos.

Como hacer una CARTERA o PORTAFOLIO en CUERO 3

Como hacer una CARTERA o PORTAFOLIO en CUERO 3

Armado de la cartera

Se coloca el cuerpo sobre un plano horizontal, con el interior del cuero hacia arriba; se le pone encima su forro de género y se lo encola sobre los bordes 3 y 4, quedando así bien fijo. Se pone la pieza B, y se cosen los dos espesores juntos, para formar así los pequeños compartimientos de los billetes y las estampillas, pero, por supuesto, no se coserán los bordes.

Previamente se habrán forrado todas las piezas que forman las divisiones de modo que lo que hemos indicado para el cuerpo de la cartera vale para todas las otras partes. Cuando cada pieza ha sido forrada, se va colocando sobre la parte principal.

La pieza F debe ir provista de una presilla que corresponda a la oreja anteriormente descripta; esta brida está formada por una tirita de cuero, doblada en 2, y encolada, de modo que forme una pieza larga, de medio cm. de ancho y bastante rígida, cuyos extremos se pasan por dos cortes practicados en la pieza de cuero D, perpendiculares a su borde, que forma la entrada del bolsillo secreto. Esto se hará antes de forrar la pieza D.

Una vez que esta pieza esté hecha, y estando todas puestas en su lugar, se las cose en conjunto sobre los bordes, después de haber doblado sobre ellas el margen de cuero dejado anteriormente; esto no es indispensable, pero contribuye mucho a mejorar el aspecto de la cartera.

Si se pusieran los fuelles de que hemos hablado, la costura se haría en dos tiempos, cosiéndose primero el cuerpo del portafolio con uno de los bordes del fuelle, y luego el borde libre de éste con el conjunto de las divisiones. Este procedimiento no exige más que un poco de destreza, y a falta de ella, mucho cuidado.

Las iniciales

Si se le agrega un monograma, el portafolio tomará un aspecto más personal y a la vez, más elegante.

Los monogramas que se obtienen en el comercio están provistos de varias patitas que sirven para fijarlos.

Se marca sobre el cuero la ubicación de estas patitas, se perfora con un pequeño punzón, se pasan las patitas, y se doblan del lado del revés, después de haber deslizado bajo el monograma una placa de metal duro, y de haberlo cubierto con otra placa de plomo, para poder golpear sin estropearlo y se dan uno o dos golpes de martillo, dados bien a plomo. Las patitas se aplastan sobre la hoja de acero y debajo del cuero, y el monograma queda perfectamente fijo, terminándose con esto la confección de la cartera.

Como hacer una CARTERA o PORTAFOLIO en CUERO (2 de 2)

¿Te gustan los artículos? ¡Descarga ahora 270 proyectos en formato PDF!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *