Como hacer BANDEJAS (1 de 2)

Se trata de esos trabajitos sueltos que el aficionado puede realizar con las herramientas que existen normalmente en todas las casas. Si se consigue madera terciada de todas medidas, puede hacerse cualquier tamaño de bandeja utilizando como base una chapa de dicho material, que es lo suficientemente sólido como para permitir la fabricación de modelos grandes; pero también se pue” den aprovechar restos de diversas medidas. Otras maderas utilizables, aunque hayan sido usadas anteriormente, son, por ejemplo, los tableros que cubren la parte posterior de un espejo en desuso, o las tablas lisas, comprendidas en el interior de un bastidor, que forman los postigos de modelo antiguo.
Siempre que sea posible, la base de la bandeja debe hacerse de Una sola pieza, pero si hubiera que unir dos tablas para conseguir el ancho necesario, la operación se realizará prolijamente de modo que se obtenga una junta sólida; 110 bastará encolarlas y ponerlas lado a lado, a no ser que se introduzca algún medio adicional para mantenerlas fijas.
Al encolar, el adherente se aplica en caliente, y las tablas se hacen deslizar una sobre otra, hacia adelante y hacia atrás, sobre las partes en contacto, de modo que la cola, al fraguar, tenga buen asidero.
Un sistema para dar rigidez a la junta, que servirá para evitar posibles quebraduras, es colocar en cada tabla dos o tres clavos sin cabeza, su posición debe marcarse con exactitud, de modo que cuando ambas tablas (que en este caso no pueden frotarse entre sí) se unan a golpes de martillo, formen una superficie completamente plana y unida.
La cabeza y la punta aguzada de los clavos deben cortarse. Un extremo de cada uno de ellos se coloca en el canto de la tabla a pegar, poniéndolo perfectamente derecho, y luego se hace entrar la otra tabla en la parte proyectante del clavo. Naturalmente, es necesario preparar orificios que admiten los clavos.

Fig. Como hacer BANDEJAS (1 de 2)

fabricacion de bandejas 1

fabricacion de bandejas 1

Pero aun prescindiendo de este sistema; se pueden hacer bandejas pequeñas con deshechos de madera. El tamaño de la bandeja está determinado en gran parte por el material de que se disponga. El formato más generalizado es el rectangular, pero si se desea, se pueden hacer redondas o hexagonales y cubrirse con vidrio.
Una bandeja de dimensiones normales, de unos 38 cms. por 22 ó 25 cms. de ancho, tiene un tamaño muy práctico, y su base no necesita un espesor superior a 6 ó 9 mms.; si fuera más gruesa tendría aspecto tosco y sería demasiado pesada.
Las moldaduras para bandeja, de perfiles muy bonitos, tienen un rebajo en la parte inferior, pero si no se obtuvieran, cualquier aficionado medianamente hábil puede substituirlas por otras preparadas por él mismo, utilizando como material algunos listones de sección conveniente. En este caso se puede, utilizar también restos de listones, que no tienen necesidad de ser más altos o anchos de 16 ó 19 mms (sección cuadrada). El lado inferior se cepilla hasta dejarlo perfectamente plano, y los dos ángulos superiores se redondean con cepillo y papel de lija. También se puede dejar intacto el andamio superior interno y redondear únicamente el superior externo, para reducir el espesor aparente del listón.
Los listones así trabajados se fijan sobre el borde de la tabla del fondo o base: es conveniente ponerlos ligeramente hacia adentro, de modo que el borde del fondo se proyecte en todo el perímetro; unos 3 ó 4 mms. nada más. En esta forma hay menos peligro de que la madera se raje al colocar los tornillos, pues la distancia hasta el borde resulta mayor.
Los tornillos deben ser de cabeza chata, y de suficiente largo como para atravesar la tabla del fondo y llegar a la mitad de la altura de los listones. Se tiene cuidado de colocarlos bien verticales, para que no aparezcan por los costados de estos últimos.
Los ángulos se unen en inglete, pero lo que cortan los extremos de los listones a un ángulo de 45°; se trabaja con una caja de ingletes y una sierra para espigar, pequeña, manteniéndola en posición perfectamente vertical mientras se la maneja. Téngase cuidado al cortar los ingletes, pues no es muy fácil conseguir tina junta perfecta.
Sin embargo, si las partes se cortan correctamente, formarán un ángulo recto exacto y podrán encolarse para formar el marco; se verifica la escuadría, se encolan las partes y se fijan en posición; entonces se refuerza con pequeñas espigas puestas en ángulo recto en cada esquina.
Pero antes de fijar definitivamente el marco en posición, es preciso prepararlo para la colocación de las manijas o agarraderas.
Estas pueden hacerse por separado, y fijarse después a los costados menores de la bandeja. Es un punto que hay que tener presente al preparar esas partes, pues en su posición central hay que dejar espacios lisos en los que aquéllas puedan sentarse sólidamente.
En la fig. 2, damos algunos modelos de manijas adecuadas para bandejas sencillas; su largo depende de las dimensiones de la bandeja, y debe ser suficiente para permitir que sean tomadas con comodidad, pero no tanto como para quedar desproporcionadas con el conjunto. En una bandeja de 25 cms. de ancho, resulta proporcionada una manija de 10 cms. hecha con madera de 22 mms. x 22 mms. de sección cuadrada.
La forma se da trabajando con lima y escoplo o gubia, y terminando con papel de lija, redondeando los ángulos, para que la mano que soporta la bandeja cargada no sufra molestias innecesarias.
La posición se marca midiendo distancias iguales desde los ángulos de cada costado menor hacia su centro; comprobado que asientan satisfactoriamente sobre estos costados, se las encola y refuerza con un par de tornillos colocados desde la cara inferior del costado hasta la manija.

Como hacer BANDEJAS (1 de 2)

¿Te gustan los artículos? ¡Descarga ahora 270 proyectos en formato PDF!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *